.

BILBAO, 28 (EUROPA PRESS)

Una de cada diez personas presentará un episodio depresivo a lo largo de su vida. A ésta se une otra estadística aún más preocupante que señala que un 15 por ciento de las personas con depresión pueden llegar a fallecer por suicidio. Estos son algunos de los datos facilitados por José Luis Ayuso, presidente del simposio oficial que lleva por título «La depresión en España: de la epidemiología a la intervención» y que se celebra en el marco del VIII Congreso Nacional de Psiquiatría que se celebra estos días en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

En su intervención, Ayuso resaltó que la depresión es la enfermedad mental de aparición más frecuente en la población general. El experto apuntó que se estima que entre un 5 y un 10 por ciento de la población española presentará un episodio depresivo a lo largo de su vida.

El especialista recordó que la mitad de las personas con depresión en España no consultan a con su médico de cabecera ni con ningún otros especialista, a pesar de que hoy en día se disponen de estrategias de tratamiento farmacológico y psicoterapéutico de utilidad demostrada en el alivio de los síntomas depresivos.

Por lo tanto, la mitad de los trastornos depresivos no son diagnosticados ni reciben tratamiento, a pesar de tratarse de cuadros que impactan decisivamente en la calidad de vida de quien los padece, en sus relaciones familiares y sociales así como en su funcionamiento laboral.

Las recientes investigaciones llevadas a cabo en este campo desvelan, tal y como puso de manifiesto José Luis Ayuso, que la depresión es un trastorno que se puede tratar en un porcentaje amplio de casos en dispositivos de atención primaria «como ha podido demostrar el doctor Serrano de la Unidad de Investigación del Hospital Sant Joan de Déu en Barcelona mediante un ensayo clínico llevado a cabo en dispositivos de atención primaria de Cataluña».

El propio experto, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y psiquiatra del Hospital Universitario de la Princesa, presentará en el Congreso el estudio que su grupo está llevando a cabo, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud, centrado en el análisis del impacto de los trastornos depresivos en la población general y el estudio comparativo de las diversas estrategias terapéuticas que se pueden llevar a cabo para el manejo de estos trastornos.