.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la asociación de afectados por problemas de infertilidad CERES, María José González Galindo, valoró positivamente el Real Decreto aprobado el viernes por el que se da luz verde a las investigaciones con células madre, y apostó por fomentar la donación de embriones con este fin. «Las personas que tengan ahora mismo embriones que no duden en donarlos a la investigación», señaló González Galindo.

No obstante, reclamó «más ayudas» para la medicación que deben costearse las parejas que acuden a los procesos de reproducción asistida, ya que posteriormente pueden donar los preembriones sobrantes de forma altruista a la ciencia.

La representante de CERES expresó a Europa Press su extrañeza por el hecho de que el decreto incluya medidas para prohibir la reclamación de derechos económicos o de patrimonio potestativo por parte de los donantes en el futuro, y pidió a Ministerio de Sanidad y Consumo que regule mejor este aspecto en el futuro.

«Se han dado prisa en decir que no tengamos en un futuro derechos económicos, pero tampoco tenemos ahora mismo derecho a que se nos subvencione la medicación. Hasta para tener un hijo hay que ser rico», aseveró.

Para González Galindo, «de la misma manera que los pacientes infértiles donan sus embriones para la investigación», el dinero que se obtenga de las investigaciones debería «reinvertirse de una manera altruista para beneficiar a los enfermos o asociaciones de pacientes».

Por último, respecto a la postura contraria al decreto por parte de la Conferencia Episcopal, la presidenta de CERES declaró que «precisamente la Iglesia es la que menos tiene que decir porque los sacerdotes no saben lo que es querer hijos y no poder hacerlo». «A nosotros no nos parece ninguna aberración, sino un avance en la sociedad», concluyó.