.

BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

Una cuarta parte de los peatones españoles mayores de 60 años se siente incómodo en la vía pública, en su mayoría por motivos de salud que le afectan a la vista o el oido, según un estudio elaborado por el Instituto Mapfre de Seguridad Vial.

El estudio, que se ha elaborado a partir de encuestas telefónicas a 4.005 personas mayores de 60 años, constata que el porcentaje es todavía más elevado en la provincia de Barcelona, donde asciende hasta un 29,3%.

Los problemas auditivos y visuales son los principales motivos de incomodidad para estas personas, tal y como declaran un 34,9% de los peatones y un 41,2%, respectivamente. En las poblaciones con menos de 15.000 habitantes, el porcentaje de peatones que se sienten incómodos en la vía pública asciende hasta un 70,8%, ya que en estas localidad la densidad circulatoria es inferior a la que registran las grandes ciudades.

En el caso de Cataluña, y a diferencia del resto de España, la principal causa de la incomodidad peatonal es la densidad circulatoria (47,4%) y no la salud (45,5%), según explicó hoy en Barcelona el director regional de Mapfre Mutualidad, Juan Vicente García Sarmiento.

El estudio también hace referencia a la percepción de los conductores mayores de 60 años a la hora de circular por España. Así, los datos muestran que los mayores que conducen se sienten más cómodos en su papel de conductor que en el de peatón y sólo un 5,9% de estos se siente incómodo frente al volante.

En Cataluña y en la provincia de Barcelona el porcentaje de conductores incómodos es ligeramente inferior, con un 4,2% y un 4,8%, respectivamente.

La incomodidad en la conducción viene motivada, según el estudio de Mapfre, por el estado de la circulación, tal y como declaran un 79,1% de los conductores mayores de 60 años encuestados, y sólo un 33,8% lo atribuye a motivos de salud.

ABANDONO DE LA CONDUCCION.

Por otro lado, el estudio hace referencia también al índice de abandono de la conducción en las personas mayores de 60 años. En este sentido, señala que un 14,4% del colectivo que posee permiso de conducir y que ha conducido en alguna ocasión, no coge el coche actualmente.

Por sexos, el índice de hombres que abandona la conducción es del 11,3% mientras que el porcentaje se triplica en el caso de las mujeres, con un 38,1%.

Si se comparan los datos del conjunto de España con los de la provincia de Barcelona, el índice de abandono de la conducción es casi 10 puntos superior en la citada demarcación y asciende a un 24,2%. En Cataluña, el porcentaje se sitúa en el 17,8%.

La salud es el principal motivo declarado para abandonar la conducción por parte de los mayores de 60 años. En el conjunto de España, un 34,5% de los conductores encuestados alude a la salud como causa de abandono del coche, mientras que en Cataluña el porcentaje se incrementa ligeramente hasta un 36,2%. En la provincia de Barcelona, los datos son más elevados y superan en tres puntos la media nacional.

CAMPAÑA DE PREVENCION.

Ante las conclusiones de este estudio, el Instituto Mapfre de Seguridad Vial ha decidido impulsar la campaña «Gente mayor, gente sana. Gente mayor, gente segura», una iniciativa que se llevará a cabo en 21 ciudades españolas. En Barcelona, tendrá lugar en el centro comercial Glòries entre el 3 y el 6 de noviembre, según explicó Antonio García Infanzón, miembro de la Comisión Directiva del Instituto.

En este espacio, las personas mayores podrán recibir información sobre seguridad vial y tendrán a su disposición a un equipo sanitario profesional que les realizará de forma gratuita reconocimientos ópticos y auditivos, «los dos sentidos que más incluyen en los accidentes de tráfico».

En esta iniciativa también participarán un grupo de farmacéuticos, que darán consejos individualizados relacionados con su salud en función de los medicamentos que tome.

García comentó que han invitado a participar en la campaña a unos 90 centros de personas mayores de Cataluña y que se espera que cerca de 4.000 personas acudan al centro.

El objetivo de la iniciativa, según el responsable del Instituto de Seguridad Vial de Mapfre, es aconsejar a este colectivo de que «sea conscientes de sus propias limitaciones» ante los riesgos como peatón y como conductor, y de que se revise con frecuencia la vista y el oido.