.

CORDOBA, 3 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía confirmó hoy la existencia del que sería el cuarto caso de meningitis detectado en Córdoba en lo que va de año, que afecta a un hombre, R.T.B., de 30 años, ingresado desde el pasado domingo en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

Según dijeron hoy a Europa Press fuentes de la Consejería de Salud, las pruebas practicadas al joven, que a su ingresó presentaba fiebre alta, dolor de cabeza y rigidez en las articulaciones, no han determinado aún el tipo de meningitis que padece, es decir, aún se desconoce si el origen de la enfermedad es vírico o bacteriano.

En cualquier caso, desde la Administración autonómica se quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la población cordobesa al asegurar que «no esperamos nuevos casos por contagio, pues ya se han puesto en tratamiento a los familiares y personas del entorno próximo del enfermo, como resultado de la encuesta epidemiológica que se hizo desde el primer momento entre estas personas».

El hombre hospitalizado, momentos de ello se encontraba en un alojamiento rural de la zona de Adamuz (Córdoba), disfrutando del puente de Todos los Santos en compañía de su familia y de varios amigos.

Durante la tarde del pasado domingo el paciente empezó a sentir un malestar general, acompañado de fiebres altas y de rigidez en las articulaciones. Ese mismo día, el joven quedó ingresado en el Hospital Universitario Reina Sofía, donde todavía permanece, a la espera de que los médicos que lo están tratando determinen ahora el tipo de meningitis que padece.

CUARTO CASO

Este no es el primer caso que se registra en la provincia de Córdoba en lo que va de año. De hecho, en la última semana de febrero Salud detectó tres casos de la enfermedad, aunque se trataron de hechos aislados y no relacionados entre sí.

El primer caso detectado fue el de una niña de cuatro años de la localidad cordobesa de Fernán Núñez, el segundo se dio en una menor de Córdoba capital de tan sólo cinco meses, y el último caso correspondió a otra pequeña, de ocho meses, y cuya enfermedad fue producida por un meningococo tipo B.

La meningitis es una dolencia infecciosa de las membranas que recubren el cerebro y de la médula espinal, cuyos síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, rigidez en la nuca, congestión nasal, vómitos, convulsiones y respiración acelerada.

Afecta sobre todo a los bebés de tres a ocho meses, pero su incidencia puede llegar a ser de uno por cada 100.000 habitantes. Se considera epidemia cuando aparecen tres casos de meningitis C en menos de tres meses, y se trata de una dolencia grave que, en algunos casos, puede provocar la muerte.