.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La agencia norteamericana de medicamentos (FDA) ha aprobado la comercialización de letrozol («Femara»), desarrollado por el laboratorio Novartis, para el tratamiento adyuvante de continuación en mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama temprano que han recibido terapia posquirúrgica con tamoxifeno durante cinco años.

Este medicamento reduce eficazmente el riesgo actual de recurrencia del cáncer en un 38 por ciento y aumenta significativamente las posibilidades de que las pacientes continúen libres de enfermedad, según los resultados de una investigación canadiense, informó hoy la compañía.

La vicepresidenta y directora internacional de Desarrollo Clínico de la división de Oncología de Novartis, Diane Young, destacó que este fármaco «representa una verdadera esperanza para las mujeres que han sobrevivido a un cáncer de mama temprano al ofrecerles mayores posibilidades de mantenerse libres de enfermedad».

Además, indicó que «esta aprobación de la revisión prioritaria supone, por primera vez, una opción terapéutica para reducir el riesgo actual de recurrencia del cáncer de mama en unas 100.000 mujeres que completan el tratamiento con tamoxifeno cada año».

Según la experta, años después del diagnóstico de cáncer de mama y del tratamiento primario, el riesgo de recurrencia por este tumor y de mortalidad siguen siendo importantes en todas las pacientes. Los beneficios de tamoxifeno se mantienen durante los cinco años posteriores a la intervención, aunque no se debe utilizar por encima de ese período de tiempo, precisó.