.

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

Las unidades del dolor de los cuatro hospitales públicos de Sevilla –Virgen del Rocío, Virgen Macarena, Valme y Osuna– atendieron el pasado año a un total de 46.300 consultas y atendieron a 8.435 nuevos pacientes con dolor crónico o agudo, según informó hoy la Delegación Provincial de Salud.

La función de dichas unidades, que tratan dolores de tipo oncológico, osteoarticular y neurológico, es la controlar el dolor y la tensión psicológica que estas patologías provocan en el paciente, con objeto de que el dolor desaparezca o disminuya en intensidad, consiguiendo así que mejore la calidad de vida del enfermo.

Las técnicas que principalmente se utilizan en las unidades del dolor de ámbito hospitalario son quirúrgicas –infiltraciones, implantación de catéteres, bloqueos periféricos, reservorios venosos o electrodos medulares, entre otros–. Así, durante 2003 se realizaron un total de 757 intervenciones quirúrgicas en las unidades de los cuatro hospitales sevillanos.

De igual forma, se utilizan otros tratamientos analgésicos como los percusores subcutáneos, las bombas programables, la estimulación transcutánea, la acupuntura, la electropuntura, la auriculopuntura y la psicoterapia.

Del mismo modo, las unidades del dolor en Atención Primaria atendieron el pasado año un total de 2.358 pacientes. Así, en el Distrito Sanitario Sevilla funciona desde 1996 un programa de atención al dolor que actualmente está implantado en 25 centros de salud de los 37 que tiene este Distrito. Asimismo, los distritos sanitarios de Sevilla Sur y Aljarafe desponen de unidades del tipo.

Los problemas que se atienden con más frecuencia en estas unidades son los producidos por enfermedades osteoarticulares –artrosis, artritis reumatoide y otras– y la fibromialgia, mientras que las técnicas que se utilizan para aminorar el dolor de los pacientes son la acupuntura, la auriculopresión, la moxibustión, la electroestimulación transcutánea (TENS), el adiestramiento en automasaje y la educación para la salud –postural, respiración consciente, hábitos saludables–.