.

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

El Plan Experimental de Prescripción de Estupefacientes en Andalucía (Pepsa), un ensayo pionero en España que ya han concluido 12 pacientes que se encuentran siguiendo el tratamiento con heroína –de los 62 integrantes del ensayo–, concluye finalmente este mes de noviembre, cuando todos los pacientes cumplen los nueves meses definitivos.

En declaraciones a Europa Press, el director general para la Drogodependencia, Andrés Estrada, indicó que a finales de este mes se desarrollará desde la Dirección General una primera evaluación del programa.

Asimismo, añadió que el estudio de esta experiencia, que se ha desarrollado en Granada y La Línea de la Concepción (Cádiz), continuará hasta febrero, fecha límite para enviar las conclusiones al Ministerio de Sanidad y Consumo, quien decidirá si la iniciativa del Gobierno andaluz puede ser autorizada como tratamiento terapéutico no sólo en Andalucía sino en otras comunidades.

Este programa puesto en marcha por el Comisionado para las Drogodependencias –ahora Dirección General para la atención a Drogas y Adicciones–, junto a la Escuela Andaluza de Salud Pública, el Servicio Andaluz de Salud o el hospital Virgen de las Nieves (Granada), arrancó con la realización de un ensayo clínico que comprobase la viabilidad de un tratamiento diversificado con una sustancia como la heroína, el cual fue aprobado por la Agencia Española del Medicamento en 2001 y se puso en marcha en Granada en agosto de 2003.

La edad media de los pacientes que participan en el mismo supera los 37 años, siendo el 90 por ciento de ellos hombres. De este grupo, más de la mitad conviven con su familia. Además, el 97 por ciento presenta algún tipo de patología infecciosa y la mitad de ellos tenían causas pendientes con la Justicia cuando iniciaron el ensayo.

Igualmente, el 70 por ciento de los pacientes comenzó su adicción con menos de 19 años, llevando una media de 19 años dependiendo de la heroína, a pesar de que han estado un promedio de 13 años probando algún tipo de tratamiento de desintoxicación. No obstante, el 70 por ciento de ellos nunca superó más de un año de abstinencia.

EXPERIENCIAS SIMILARES EN SUIZA, HOLANDA Y ALEMANIA

Existen experiencias europeas de este tipo en Suiza, país en el que se lleva más de cuatro años utilizando el programa de prescripción de heroína, además de Holanda y Alemania. En estos países, dicho programa terapéutico está dando resultados positivos en un número importante de ciudadanos consumidores con grave riesgo para su salud.

Los pacientes tratados con heroína y metadona mejoraron su salud el doble que los pacientes tratados sólo con metadona, según aseguró a Europa Press a principios de octubre el coordinador del programa Pepsa, José Manuel Rodríguez López, que destacó los «buenos resultados» de estos ensayos realizados a 62 toxicómanos en Granada y unos resultados parciales «muy buenos y similares a los obtenidos en el ensayo suizo y holandés».

De esta forma, precisó que estos datos parciales «arrojan que los pacientes a los que se les suministró dos dosis de heroína inyectada y una de metadona mejoró el doble en su salud y cinco veces más en la disminución de delitos que los pacientes tratados solo con una dosis de metadona al día». Rodríguez precisó que a finales de noviembre todos los que vayan terminando empezarán el uso compasivo de la sustancia, como recoge el Real Decreto que regula los ensayos clínicos.