.

La unidad se ubicará en el Sanatorio Sagrado Corazón y estará dirigida por el doctor Gontrand López-Nava

VALLADOLID, 8 (EUROPA PRESS)

La capital vallisoletana contará con la primera unidad en Castilla y León para el tratamiento endoscópico de la obesidad con Balón Intragástrico, un dispositivo que se ha convertido en un tratamiento muy eficaz contra la obesidad ya que permite una pérdida de peso entre 20 y 30 kilos sin cirugía.

La unidad se ubicará en el Sanatorio Sagrado Corazón y estará dirigida por el doctor Gontrand López-Nava.

El tratamiento consiste en la implantación de un balón de silicona, sin cirugía, en el estómago del paciente, a través de la boca. Con ello se provoca una sensación de saciedad al comer por doble motivo: por un lado, el volumen del balón ocupa la cavidad del estómago, y por otra parte, se enlentece el vaciado gástrico. El sistema se introduce y se extrae, a través de la boca, sin cirugía, por endoscopia bajo sedación (sin anestesia general), y permanece en el estómago un máximo de seis meses.

Según informaron a Europa Press fuentes de este centro sanitario, las principales ventajas del balón intragástrico son que se realiza un procedimiento no quirúrgico, hay un «alto grado de seguridad», su colocación es muy sencilla, por endoscopia, en 30 minutos y permite compatibilizar una actividad física, laboral y social normal.

Además, el tiempo máximo de permanencia de este procedimiento es de 6 meses , permite reimplantaciones periódicas y facilita una reducción entre 20 y 30 kilos, en función de la persona

Durante la presentación de este nuevo tratamiento endoscópico, que tendrá lugar el próximo jueves, el doctor López-Nava realizará una simulación de la técnica de implantación y extracción de este dispositivo y avanzará las cifras de la obesidad en Castilla y León, así como los resultados nacionales e internacionales de la técnica.