.

El presidente de la Asociación de Pediatría afirma que es mejor invertir en prevención que padecer enfermedades y sufrir sus costes

VALENCIA, 9 (EUROPA PRESS)

Expertos en salud pública que participan en Valencia en una jornada sobre las enfermedades transmisibles creen que la cultura vacunal en España es buena, especialmente, por lo que se refiere a la población infantil, pero creen necesario mejorar el calendario de vacunas entre los adultos para prevenir enfermedades como el tétanos o la Hepatitis A y B.

En esta línea, el presidente de la Asociación Española de Pediatría, Alfonso Delgado, afirmó que es mejor invertir en prevención que padecer enfermedades y sufrir los costes que estas suponen, tanto económicos por la pérdida de horas de trabajo, administración de medicamentos o ingresos, como por el sufrimiento del paciente.

Estos son algunos de los temas que se abordan hoy en la I Jornada sobre Formación e Investigación en Enfermedades Transmisibles y Salud Pública que se celebra hoy en el Palacio de la Exposición de Valencia organizado por la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA), la Conselleria de Sanidad y Aventis Pasteur MSD.

El objetivo de este encuentro es analizar las enfermedades prevenibles mediante la vacunación, el impacto de los programas de vacunación sobre la población, las nuevas vacunas y los retos de futuro de la vacunología. Asimismo, pretende promover un foro de comunicación permanente entre las instituciones de salud pública sobre los aspectos que afectan a los programas de información, formación e investigación en enfermedades transmisibles y salud pública, y conocer la actuación y proyectos de Centro Superior de Investigación en Salud Pública de la Comunidad Valenciana.

El presidente de la Asociación Española de Pediatría, que participa en la jornada con la ponencia «El desarrollo clínico de las vacunas: el calendario vacunal español», indicó que el programa infantil de vacunas propuesto anualmente por la entidad que preside es «el mejor calendario vacunal de los posibles en este momento», al tiempo que destacó que «nuestra obligación es buscar la excelencia y la mejor situación de protección de enfermedades prevenibles en los niños».

Alfonso Delgado aseguró que los españoles «tenemos una cultura vacunal muy buena», especialmente, por lo que se refiere a la población infantil y juvenil. Señaló que ello se debe al «magnífico trabajo» de los profesionales de la Puericultura y la Pediatría, a que la sociedad española es «muy receptiva y conoce la importancia de las vacunaciones», y al apoyo y los recursos económicos facilitados por las autoridades sanitarias «para que la población española esté bien protegida». Agregó que la labor realizada en España para lograr la cobertura vacunal de niños y adolescentes «se ha hecho muy bien y es mundialmente conocido».

Por contra, manifestó que «no ocurre lo mismo» con los adultos, un colectivo que, según dijo, «debe mejorar mucho sus protecciones vacunales». Comentó que en este grupo de población la vacuna de la gripe se administra «en un alto porcentaje» pero lamentó que no sucede igual con otras enfermedades como el tétano. En este sentido, destacó que «los calendarios vacunales en adultos y personas mayores son susceptibles de mejora».

Delgado se mostró partidario de invertir en prevención para evitar tanto las enfermedades como el coste que supone afrontarlas. Así, sostuvo que «todo lo que se gaste en vacunas y en medicina preventiva está bien gastado porque se ha demostrado con estudios que es mucho más barato vacunar», por ejemplo, contra enfermedades como la varicela.

COSTES.

Afirmó que «las enfermedades tienen el coste del sufrimiento del paciente, que es muy difícil de evaluar, y los costes directos e indirectos» que conllevan, en el caso de los niños, apuntó, «horas de trabajo que pierden los padres y de escolaridad que pierde el niño, los ingresos que suponen las complicaciones, la administración de medicamentos sintomáticos, el tratamiento de las complicaciones y las muertes que se pueden producir».

Alfonso Delgado se refirió así a vacunas infantiles como la de la meningitis. Dijo que ésta es «una vacuna cara» porque «tiene una tecnología muy complicada, ya que tiene en su composición siete serotipos distintos de neumococo», aunque consideró que «se debe dar de una forma sistemática y universal a todos los niños a partir de dos meses» ya que desde esta edad «permite dar una buena respuesta inmunológica» y propuso su administración. Recordó que no viene contemplada en el sistema nacional de salud y que costean las familias pero se mostró partidario de «hacer un esferzo para que sea costeada por la sanidad pública».

Por otro lado, al ser preguntado por si recomienda la vacunacion masiva de la gripe en niños señaló que actualmente «sólo aconsejamos la vacunación en aquellos niños que tienen determinados factores de riesgo como problemas respitratorios crónicos o enfermedades crónicas» a pesar de que los pequeños son «los grandes transmisores de la gripe» y de que en menores muy pequenos «puede ser muy peligrosa».

Manifestó que ésta es una enfermedad «con un coste económico elevadísimo por la que se pierden muchas horas de trabajo» y no descartó la posibilidad de que dentro de unos años se aconseje en general la administración de esta vacuna a toda la población teniendo en cuenta que estamos en una sociedad «exigente con su salud y calidad de vida».

NUEVAS VACUNAS.

Por otra parte, el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid Angel Gil, que habló de nuevas vacunas para el periodo 2004-2009, indicó que se prevé que la de la varicela, que no está incorporada en los calendarios vacunales, lo esté en 2005 y comentó que se estudia cómo combinarla con la triplevírica para que en el futuro haya una tetravírica para evitar rubeola, sarampión, paperas y varicela.

Gil explicó también que se espera que para 2008-2009 pueda contarse con la vacuna contra el rotavirus, para resolver la mayoría de muertes por diarrea en el mundo, sobre todo, en países en vías de desarrollo, y la vacuna del papilomavirus humano principal causante de la mayoría de tumores de útero en la mujer. Indicó que las pruebas de esta última están dando buenos resultados y adelantó que a partir de 2010 se espera contar con vacunas contra la bronquiolitis infantil y la malaria.

El secretario del FVEA, Santiago Grisolía, consideró que éste es «un momento crucial en medicina» porque «decrece el número de actividad de antibióticos y hay que buscar nuevos y formas eficaces de luchar contra las enfermedades». Por ello, subrayó que las vacunas son «muy eficaces» y apostó por los nuevos tipos de vacunacion que se prevén para el futuro.