.

El proyecto, en el que colaborarán Salud, Educación y Agricultura, pretende reducir la diabetes y enfermedades cardiovasculares

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Salud, en colaboración con los departamentos de Educación y Agricultura, pondrá en marcha en 2005 un Plan Integral específico dirigido a combatir la obesidad, el sobrepeso y el sedentarismo infantil, así como para promocionar una dieta saludable, según anunció hoy la consejera de Salud, María Jesús Montero, quien precisó que este, que Plan se enmarca dentro de las prioridades del Plan Andaluz de Diabetes, «pretende reducir la incidencia de la diabetes y otras enfermedades de tipo cardiovascular cuando estos niños sean adultos».

En rueda de prensa en Sevilla, la titular del ramo, quien puntualizó que aún están por elaborar nuevas estrategias en este sentido, precisó que «junto con la Consejería de Agricultura y Pesca vamos a poner en marcha en un futuro próximo una marca de productos que lleven un etiquetado en el que indiquen que son beneficiosos para combatir la obesidad infantil».

En la misma línea, recordó que el departamento de Salud, en colaboración con Educación, «ya está realizando este año en distintos centros educativos andaluces un programa de alimentación saludable en el que participan más de 300 colegios, lo que supone unos 8.000 niños».

Según explicó Montero, este Plan Integral será una de las líneas «fundamentales» previstas para 2005 dentro del Plan Andaluz de Diabetes, el cual habilitará también para 2005 «una línea telefónica exclusiva de información diabetológica, dentro del servicio «Salud Responde» y que funcionará los 365 días del año, las 24 horas».

En concreto, apuntó que esta nueva estrategia de atención para los alrededor de 450.000 andaluces que padecen diabetes en la comunidad «comenzará a funcionar a partir del primer trimestre de 2005 y en la misma se podrá dispensar información sobre los tratamientos diabetológicos que se realizan, las dietas más recomendables o que hay que hacer para mejorar los hábitos de vida saludables».

Del mismo modo, la consejera del ramo anunció, también para el primer trimestre de 2005, «la extensión de la receta electrónica –proyecto «Receta XXI»– a todas las provincias andaluzas», un servicio «que posibilitará que el paciente diabético no tengan que acudir a su médico de cabecera para renovar sus tratamientos, ya que podrá recibir su tratamiento desde las propias oficinas de farmacia» –las cuáles estarán en permanente contacto con los facultativos, que son los autorizado en prescribir los fármacos y tratamientos a seguir–.

De igual forma, adelantó que «se ampliará la oferta de cuidado podológicos para el tratamiento del pie diabético, así como la atención en los Hospitales de Día».

OTROS AVANCES

En cuanto a la implantación de nuevos equipos para la atención a estos pacientes, los cuáles «ya se están produciendo», Montero se refirió a la renovación en los hospitales comarcales de los equipos de angiografía digital y laserterapia, «lo que permitirá que para mediados de 2005 cerca de 25.000 diabéticos andaluces no tengan que desplazarse hasta su hospital de referencia para recibir la confirmación diagnóstica».

Asimismo, aseguró que se implementará la incorporación de arcos digitales para cirugía de pequeños vasos, destinados a resolver problemas vasculares subyacentes en un porcentaje «importante de pacientes con pie diabético».

BOMBAS DE INSULINA Y RETINOGRAFOS

Además, Montero indicó que los centros de salud ya han comenzado a instalar retinógrafos digitales para el tratamiento de la retinopatía, patología que «es la segunda causa de ceguera en España». En este punto, sostuvo que el pilotaje de este proyecto, «que ya ha culminado en ocho centro de Primaria de Sevilla y Huelva», «podría estar ya operativo en el conjunto de Andalucía para mediados del próximo año».

Respecto a la incorporación de bombas de insulina, afirmó que «los doce hospitales andaluces autorizados para la aplicación de las bombas de insulina han administrado ya 76 bombas, lo que supone dar cobertura al cien por cien de los diabéticos que así lo requiere». En concreto, precisó que de los 450.000 diabéticos que hay censados en la comunidad «un 5 por ciento de ellos son candidatos para el tratamiento a base de bomba de insulina».

CIFRAS

En cuanto a la incidencia de la diabetes en Andalucía y su diagnóstico, Montero apuntó que «nueve de cada diez pacientes padecen de diabetes tipo II», toda vez que manifestó que «del total de los 450.000 diabéticos que hay en Andalucía –lo que supone el 6 por ciento de la población–, unos 150.000 desconocen que padecen dicha patología».

En este punto, la directora del Plan Andaluz de Diabetes, Maribel Fernández, explicó que dicho desconocimiento de padecer la enfermedad se de be a que «ésta es una patología silenciosa y que no presenta ninguna alteración visible».

OBESIDAD Y SOBREPESO

A pesar de estas cifras, Montero subrayó que con una dieta saludable y con un ejercicio físico reglado «se podría reducir el 60 por ciento de la incidencia de la diabetes tipo II», ya que «reduciríamos la mitad de los casos de diabetes que tienen su origen en el sobrepeso y la obesidad».

Por ello, reivindicó la importancia de este Plan Integral dirigido a los niños, ya que «un 35 por ciento de los niños andaluces presenta sobrepeso», mientras que un 15 por ciento su índice de masa corporal se dispara ya a niveles de obesidad.