.

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

Ocho de cada diez personas que consumen plantas medicinales lo hacen «sin ningún tipo de control facultativo» y abusa de la «automedicación», según alertó hoy el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, Manuel Pérez, quien abogó por que estos productos medicinales «sean prescritos bajo receta médico y dispensados en oficinas de farmacia para una mayor seguridad de los pacientes».

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la entidad colegial, que hoy celebra las V Jornadas Farmacéuticas Sevillanas, se refirió de esta forma al «mal uso» que la población española «hace de estas plantas», por lo que instó al Ejecutivo de Madrid a que «elabore un Real-Decreto en el que se contemple que las plantas medicinales son un fármaco más y, como tal, debe de prescribirse bajo control médico y dispensarse en farmacias».

Esta medida supondría que las plantas medicinales dejasen de dispensarse en herbolarios y centros de dietética, al tiempo que «permitiría que los consumidores de estas plantas no se automedicasen», una práctica, añadió, «muy extendida en la cultura española».

Del mismo modo, aseguró que esta medida «permitiría aumentar considerablemente la seguridad de estos productos, además de reducir los efectos secundarios y de interacción con otros fármacos –caso de ser ingeridos en combinación con otros medicamentos–, ya que estarían reglados y controlados y, tanto el propio facultativo, como el farmacéutico podría aconsejar o no su uso combinado».

Por ello, Pérez pidió que se elabore «cuanto antes» dicho Real-Decreto, indicó que «llevamos esperando esta medida desde 1992, aunque ahora parece que toma cuerpo», un decreto que, además, «desarrollaría y permitiría ajustarse a la directiva europea de regulación de plantas medicinales».

En cuanto a estas V Jornadas, el presidente de la entidad colegial indicó que en las mismas han participado unos 20 ponentes, entre farmacéuticos, expertos de la Agencia Española del Medicamento y médicos especialistas en farmacovigilancia.