.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La Agencia de Protección de Datos (APD) ha impuesto una sanción a BBVA por valor de 60.101,22 euros al considerar probado que solicitó la inclusión de uno de sus clientes en el archivo de morosos de Asnef en 2001, fuera del plazo legal de seis años permitido desde que se produce la deuda, que ascendía a 286,7 euros, informó hoy la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc).

Según Ausbanc, los datos se mantuvieron en los registros de Asnef hasta que el afectado –asociado de la organización– solicitó la cancelación trece años después, a pesar de que en 1999 «había satisfecho la deuda».

La APD ha multado al banco por una infracción «grave» de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, que en su artículo 29 establece que «sólo se podrán registrar o ceder los datos de carácter personal que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica de los interesados y que no se refieran, cuando sean adversos, a más de seis años, siempre que respondan con veracidad a la situación actual de ellos».

La sentencia explica, según Ausbanc, que el banco infringió además el «principio de calidad de datos» de la citada ley, que exige que los datos accesibles en ficheros sobre cumplimientos o incumplimientos dinerarios responsan con veracidad a la situación del afectado.