.

Aboga por integrar la red de atención a drogodependientes en el sistema sanitario general

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS)

El jefe del Servicio de Psiquiatría del Complejo Hospitalario de Pontevedra, Víctor Pedreira, alertó hoy sobre la creciente tendencia a que las enfermedades mentales se presenten asociadas, con un «riesgo muy elevado», al abuso de estupefacientes, o a la inversa.

Esta coincidencia, cuya prevalencia es ya en la actualidad «muy alta», mantiene una acusada «tendencia progresiva», lo que significa que se constituye como «un extraordinario reto asistencial y social», reforzado por las dificultades para su diagnóstico y tratamiento, apostilló Pedreira.

La coexistencia de trastorno mental y abuso de drogas fue descrita y definida en 1991 como «patología dual» por el investigador estadounidense Stowell. No obstante, es preciso puntualizar que la adicción a las sustancias estupefacientes es considerada en sí misma como un trastorno mental definido por la comunidad científica.

RIESGO SUPERIOR

En el segundo día de la jornada «Situación actual del narcotráfico y consumo de drogas en Galicia», organizada por el Parlamento autonómico, el doctor Pedreira se remitió al informe estadístico más importante sobre este fenómeno, realizado en 1990 por el Instituto de Salud Mental de Estados Unidos.

Entre las conclusiones de este amplio estudio destaca el hecho de que el 76 por ciento de hombres y 65 por ciento de mujeres que, según criterios establecidos, eran considerados consumidores de drogas, también cumplían los parámetros correspondientes a otro trastorno psiquiátrico.

En este contexto, se sabe a día de hoy, por ejemplo, que los consumidores de cocaína presentan un riesgo seis veces mayor que la población común de padecer una esquizofrenia.

En las actuales vías de estudio de la patología dual se puede valorar el factor cronológico –es decir, cuál de los dos trastornos surgió antes, sin que ello suponga que el posterior sea necesariamente provocado por el primero–, o el factor causal, de tal modo que se identifica a una enfermedad como origen de la otra o bien se entiende que ambas comparten causa, o incluso que son independientes pero interaccionan entre sí.

INTEGRACION LABORAL

Para abordar con garantías el estudio y el tratamiento de la patología dual el doctor Pedreira abogó por avanzar en la coordinación de los dispositivos de atención al drogodependiente y de salud mental, de modo que la red social de drogas quede integrada en el sistema sanitario general.

Sostuvo asimismo que «es urgente favorecer la integración social» de los pacientes, con el fin de «disminuir el riesgo de exclusión», sobre todo en lo concerniente a la inserción laboral.