.

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

Expertos reunidos en Santander con motivo de la campaña «Cuidate Corazón» confirmaron hoy que el padecimiento de diabetes o colesterol incrementa la posibilidad de tener un episodio coronario entre 2 y 4 veces. Así, en opinión de la endocrinóloga del Hospital de Sierrallana de Torrelavega, Mª Rosario Pedraja, y del presidente de la Asociación Cántabra de Diabéticos, Aureliano Ruiz, estos datos indican la necesidad de una concienciación social en este ámbito.

Se calcula que aproximadamente cuatro millones de personas en España sufren diabetes y que si algo no cambia en el 2010 esta cifra se podría duplicar, teniendo en cuenta además que el 25 por ciento de estos enfermos padecen algún tipo de problema cardiovascular que es su principal causa de mortalidad prematura.

Un ejemplo claro sobre esta relación es el riesgo relativo que tienen los diabéticos de sufrir un infarto agudo de miocardio, siendo un 50 por ciento superior al resto de personas en el caso de los varones y llegando hasta un 150 por ciento en el caso de las mujeres.

Ante esta situación, los participantes en la campaña abogaron por la prevención como mejor solución para lograr problemas de diabetes, lo que a la larga repercute en mantener sano el corazón.

De esta forma, propusieron influir sobre aquellos factores considerados independientes y que son modificables gracias a unos hábitos de vida saludable.

Entre los consejos expresados en las jornadas se encuentran los de mantener los niveles de azúcar bajo control, seguir una alimentación equilibrada baja en consumo de grasas con alto nivel de fibra, hacer ejercicio, reducir el consumo de alcohol, controlar el peso y determinar periódicamente la presión arteria.

No obstante, la campaña quiso hacer hincapié en la necesidad de dejar de fumar, ya que el tabaco dobla el riesgo de enfermedad coronaria en personas con diabetes, así como de las consecuencias positivas de disminuir el nivel de colesterol, uno de los factores de riesgo cardiovascular modificables.

Se considera que casi la mitad de los diabéticos tienen el colesterol alto, cuando está demostrado por numerosos estudios la relación causal entre la hipercolesterolemia y la mortalidad por cardiopatía coronaria.