.

LONDRES, 22 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Marta Altuna)

Un estudio de los investigadores de la universidad de John Moores, en Liverpool, concluyó que los bebés que están expuestos a una cantidad importante de luz entre las 12:00 del mediodia y las 16:00 de la tarde duermen mejor durante las noches.

Esta fue la conclusión a la que llegaron los investigadores tras el estudio de 55 niños durante tres días consecutivos con bebés de edades de seis, nueve y 12 semanas. El grupo encontró también que los niños que dormían bien a las seis semanas tienen más posibilidades de dormir bien a las 12.

La doctora Yvonne Harrison, de la escuela de Psicología de la Universidad de Liverpool, explicó: «No poder dormir es un gran problema para los padres y esta investigación ofrece una teoría para que puedan dormir, lo que supone una muy buena noticia».

Así, explicó que una posible explicación de la relación entre la luz y el sueño es que los mayores niveles de luz inducen al desarrollo temprano del reloj biológico, que regula un número de funciones corporales, incluyendo la secreción de melatonina, un factor importante en las formas del sueño.

El doctor Neil Stanley, de la sociedad británica del sueño y director de investigación sobre el sueño de la Universidad de Surrey, dijo que «la melatonina nos ayuda a dormir y se sabe que la luz del día la suprime».

Asimismo, los investigadores concluyen que a las seis semanas los niños lloran el doble que a las 12. La media de llanto a las seis semanas es de 40 minutos, mientras que a las 12 es de 20 minutos por día.