.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) denunciará ante los organismos de consumo de las diferentes administraciones que los concesionarios de automóviles incluyen cláusulas abusivas en los contratos de compraventa, según informó hoy en rueda de prensa el presidente de la asociación, Luis Pineda.

Según un estudio elaborado por Ausbanc entre 14 concesionarios de diferentes marcas de vehículos que concentran el 65% de las ventas totales en España, «los contratos de compraventa de vehículos incumplen la legalidad vigente», explicó el delegado de Ausbanc en Sevilla, Rafael García.

Las cláusulas abusivas denunciadas por la asociación se refieren fundamentalmente a la resolución contractual por incumplimiento de obligaciones. En caso de que el comprador incumpla alguna de las obligaciones asumidas, el vendedor está facultado para quedarse con la cantidad entregada a cuenta. Sin embargo, cuando es el vendedor el que no cumple el contrato, no se prevén indemnizaciones para el comprador, sino simplemente la devolución del dinero entregado.

En segundo lugar se sitúan las cláusulas relacionadas con el certificado o carta de garantía. Según Rafael García, este documento «no se suele facilitar al usuario a la hora de contratar» y por lo tanto no sabe qué garantía tiene ese vehículo. De este modo se impide el conocimiento de una parte importante del contrato cuya información debe facilitarse en el momento de la formalización de la compraventa.

Ausbanc también ha detectado la existencia de cláusulas abusivas en cuanto a la fecha de entrega del vehículo. El vendedor cuenta con una gran flexibilidad en cuanto a la fecha de entrega, mientras que en el caso del comprador se trata de plazos cortos y de gran rigidez. Además, existen consecuencias muy dispares para los respectivos casos de incumplimiento.

Las cláusulas relativas a las notificaciones también resultan abusivas, según la asociación de consumidores. Aunque existe un equilibrio entre las posiciones de los contratantes, las consecuencias del incumplimiento de las obligaciones generadas por una notificación son muy distintas para el comprador que para el vendedor.

En último lugar por número de cláusulas abusivas aparecen las relacionadas con el precio del vehículo. Se trata de un elemento «esencial» de contrato y su nulidad puede conllevar la nulidad de todo el contrato. Según Ausbanc, «el precio debe estar determinado o ser determinable». En cambio, el consumidor se encuentra con que el precio cambia desde el momento de la formalización a la entrega del vehículo.

El delegado de Ausbanc en Baleares, Carlos Fernández, hizo hincapié en la importancia que tiene la compra de un automóvil, que suele ser la segunda operación económica de mayor importancia que realiza una persona en su vida, por lo que las conclusiones del estudio resultan «francamente preocupantes». El sector del automóvil generó más de 12.000 reclamaciones de consumidores en 2003.