.

SALAMANCA, 25 (EUROPA PRESS)

El catedrático de la Universidad de Salamanca y miembro de la Sociedad Española del Dolor (SED), Clemente Muriel, aseguró hoy que cuatro millones y medio de personas en España padecen dolor crónico y llevan una media de nueve años sufriéndolo, según los datos que se desprenden de un estudio elaborado por este organismo.

Este análisis procede del estudio «Valoración socio-epidemiológica del paciente mayor de 65 años con dolor crónico no oncológico» que hoy se presentó en Salamanca tras la clausura del simposio organizado por la Fundación Grúnental bajo el título «Alivios del dolor persistente en geriatría» y que se desarrolló en la capital charra ya que la Universidad de Salamanca (USAL) tiene la única Cátedra del Dolor de España.

En esta encuesta han participado un total de 594 ancianos tratados en las unidades de dolor de 15 hospitales españoles, de los que el 69 por ciento confiesa que el dolor crónico afecta «gravemente» a su calidad de vida.

Del estudio que hoy se presentó se desprende que se tarda una media de «tres años y medio» en que los pacientes sean derivados a las unidades hospitalarias especializadas, a pesar de que «en esas unidades reciben la terapia más adecuada y se produce una mejora significativa de su calidad de vida».

Muriel indicó que se considera dolor crónico aquel que prevalece durante más de seis meses y que su importancia va más allá del ámbito personal ya que el 58 por ciento de los encuestados reconoce que su dolencia ha perturbado sus relaciones familiares.

El estudio también pone de manifiesto que los enfermos con dolor crónico tienen que desplazarse una media de 25 kilómetros para ser atendidos en las unidades de dolor de los hospitales que disponen de ellas, por lo que la SED reivindica la creación de más unidades de este tipo en los centros de salud y mayor formación de los médicos de atención primaria en el tratamiento del dolor crónico.

Según Muriel, cuando los enfermos se ponen en tratamiento, el 80 por ciento consigue «aliviar» la dolencia, y apuntó que prácticamente el total de los ancianos padece dolor crónico en nuestro país.

Además de Salamanca, en Castilla y León existen unidades de dolor en los hospitales de Valladolid, Zamora y León, señaló Muriel.

USO TERAPÉUTICO DE LA MARIHUANA.

El profesor Muriel señaló hoy que está a favor del uso terapéutico de la marihuana siempre con «control médico» ya que, según dijo, sigue las máximas de un prestigioso doctor que indican que siempre hay que creer al paciente y que es necesario usar los recursos a su alcance para paliar su dolencia.

Sin embargo, Muriel se mostró totalmente contrario a la eutanasia porque «el minuto de una persona no le pertenece a nadie» y añadió que en todos sus años de experiencia ningún enfermo ha mostrado su interés por la muerte ante la incapacidad de soportar el dolor.