.

Se presentó hoy a la comunidad científica en una conferencia impartida en el Colegio Oficial de Médicos de Cantabria

SANTANDER, 2 (EUROPA PRESS)

La ingesta de cerveza puede tener un efecto positivo sobre la osteoporosis, ya que favorece una mayor masa ósea, debido al alto contenido en flavonoides de esta bebida (con un gran efecto estrogénico en la mujer) y a su bajo contenido alcohólico.

Estos datos son el resultado del estudio «Efecto de la ingesta de cerveza sobre la masa ósea en mujeres sanas pre, peri y postmenopáusicas», realizado por la Universidad de Extremadura, en colaboración con la Universidad de Alcalá de Henares, y que se presentó hoy en el Colegio Oficial de Médicos de Cantabria.

La pérdida de masa ósea es el principal efecto de la osteoporosis, que afecta al 35% de las mujeres españolas mayores de 50 años , porcentaje que se eleva hasta el 52% en las mayores de 70. Asimismo, se está observando un incremento significativo en el número de fracturas de cadera (un importante indicador de la osteoporosis)en los últimos años, tanto a nivel nacional como internacional.

«Este estudio muestra una reducción en la densidad ósea en el grupo de mujeres que no tomaban cerveza comparado con el grupo de las que sí lo hacían, independientemente de la edad y estado gonadal» afirmó el profesor Juan Diego Pedrera, director del departamento de Enfermería de la Universidad de Extremadura y director del estudio.

«Cotejando los resultados de las mujeres que tomaban cerveza o vino, se percibe un cambio positivo en la masa ósea en las que bebían cerveza, debido no sólo al bajo contenido alcohólico de la misma, sino también a otras propiedades de sus ingredientes», explicó.

Según recordó el experto, con la menopausia se reduce considerablemente la secreción de calcitonina, hormona que detiene la pérdida de masa ósea y estimula la formación del hueso. Múltiples estudios han constatado que el incremento de la calcitonina se relaciona muy positivamente con la ingesta de flavonoides, que en la mujer tienen un efecto fitoestrogénico muy importante (equivalente funcionalmente a los estrógenos), ya que evitan la pérdida de masa ósea tras la menopausia al aumentar la actividad de las células que construyen el hueso (osteoblastos) y disminuye la de las destructoras (osteoclastos). Además, el alcohol en dosis moderadas, es un poderoso estimulante de la secreción de calcitonina.

EN EL ESTUDIO PARTICIPARON MÁS DE 1.000 MUJERES ESPAÑOLAS

El estudio ha investigado los efectos del consumo de cerveza sobre la salud ósea entre cerca de 1.100 mujeres españolas en fase premenopáusica, postmenopáusica y menopáusica mediante densiometría ósea mediante ultrasonidos.

Asimismo, para determinar los resultados se han tenido en cuenta variables como el consumo de otras bebidas alcohólicas de baja graduación (vino), consumo de tabaco o la práctica de ejercicio físico, descartándose la existencia de enfermedades y toma de medicación que pudiera afectar al metabolismo cálcico.

Con la edad se reduce la masa ósea y también la ingesta de cerveza; sin embargo, este estudio ha puesto de manifiesto que las mujeres que la tomaban de forma moderada han mejorado la calidad de sus huesos, independientemente del estado gonadal en que se encontraran.

La osteoporosis es una enfermedad metabólica infradiagnosticada que en nuestro país afecta a más de tres millones de personas, fundamentalmente mujeres, como un problema asociado a la edad.

Tras el denominado «pico de masa ósea» que se alcanza en la adolescencia, el organismo va sufriendo paulatinamente una resorción o pérdida de la densidad del hueso. En el caso de las mujeres, este proceso se acelera en la menopausia, con la disminución brusca de hormonas (estrógenos) que favorecen la pérdida de masa ósea.

En la osteoporosis, además de la edad, intervienen otros factores intrínsecos como la raza, los genes o el estado gonadal y extrínsecos, como la alimentación, el sedentarismo o el abuso de tabaco o alcohol.