.

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

Distintos expertos reunidos en el curso «Situación Actual del Tratamiento del Cáncer de Cabeza y Cuello», que organiza anualmente el Comité de Tumores de Cabeza y Cuello del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) han constatado la «reducción de la agresividad» en este tipo de tumores, gracias a los protocolos de prevención y abordaje multidisciplinar, así como a los avances en el diagnóstico y tratamiento de estas patología.

Según informó hoy en una nota el centro hospitalario, los buenos resultados de supervivencia registrados en este tipo de carcinomas, quinto más frecuente entre la población, evidencian un «futuro prometedor» en el combate de esta enfermedad, según apuntó José Luis Gutiérrez, jefe del Servicio de Cirugía Maxilofacial del citado centro hospitalario.

Dicho experto exlicó que estos resultados favorables están siendo posibles gracias a la aparición de nuevos tratamientos quimioterápicos y radioterapéuticos, que presentan una menor toxicidad, junto a una mayor eficacia, así como al «importante desarrollo» de las reconstrucciones microquirúrgicas, la implantación de nuevas tecnologías diagnósticas y la puesta en marcha de protocolos de tratamiento y seguimiento del cáncer de cabeza y cuello.

Según la nota, ésta ha sido la principal conclusión a la que han llegado distintos especialistas en Oncología, Cirugía Maxilofacial, Medicina Nuclear, Otorrinolaringología, Cirugía Plástica, Radioterapia, Rehabilitación, Anatomía Patológica, Anestesia y Tratamiento del Dolor, Cuidados Paliativos, Radiodiagnóstico, Endocrinología y Odontología que, a lo largo de semana, analizaron distintos aspectos implicados en la prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento del cáncer de cabeza y cuello.

Estos cánceres representan actualmente la quinta neoplasia más frecuente entre la población, generando hasta el 12,5 por ciento de todas las consultas de Oncología, según apuntó el oncólogo del Virgen del Rocío Pedro Pastor.

Entre los factores que pueden condicionar la aparición de esta enfermedad, más frecuente en hombres, se encuentran el tabaco, el alcohol, la mala higiene bucodental, las carencias nutricionales, determinados factores ambientales y ocupacionales, la exposición previa a radioterapia e infecciones víricas o la edad avanzada.

Durante el curso, se expuesieron temas como las bases moleculares de la enfermedad, los cuidados odontológicos necesarios, la cirugía mínimamente invasiva, la órganopreservación, el ganglio centinela, la calidad de vida en pacientes afectados, el tratamiento del dolor, la rehabilitación, la microcirugía, el diagnóstico histológico o la radioterapia tridimensional.

Igualmente, se subrayó la importancia del Comité de Tumores de Cabeza y Cuello, primero que se creó en el país hace ahora cinco años.