.

La industria farmacéutica comunitaria no podría hacer frente a las demandas de vacunas y antivirales

BRUSELAS, 6 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Sanidad de los Veinticinco alertaron hoy de su falta de preparación ante la «certidumbre» de una nueva pandemia de gripe, que podría ocurrir «en un futuro cercano», a causa de las dificultades para producir vacunas y antivirales a gran escala en la Unión Europea.

«De acuerdo con los expertos, el virus de la gripe sigue un ciclo e inevitablemente cada 20 o 30 años aparece un brote totalmente diferente, nuevo», advirtió el comisario de Sanidad, Markos Kiprianou, que aclaró que es imposible prever cuándo sucederá. «Algunos dicen que ya debería haber sucedido, otros que tendrá lugar pronto, otros que es difícil de predecir, pero lo importante es que nos va a llegar y tenemos que estar preparados», dijo.

Durante el siglo XX, después de la gran pandemia de gripe española de 1918, que ocasionó aproximadamente 40 a 50 millones de defunciones en todo el mundo, se produjeron las pandemias de1957-1958 y de 1968-69.

«Hace ya bastante tiempo que tuvimos el último caso, así que es probable que se produzca en un futuro cercano una nueva pandemia de gripe, y más si tenemos en cuenta lo que sucede en Asia con la gripe aviar», señaló el ministro de Sanidad holandés y presidente de turno del Consejo, Hans Hoogervorst. «Los científicos difícilmente se ponen de acuerdo, pero en este tema todos comparten el mismo punto de vista», añadió.

A su entender, en el caso de una grave pandemia, los Veinticinco se enfrentarían a dos graves carencias «para los que no hay una respuesta sencilla». En primer lugar, sería necesario contar con nuevas vacunas, ya que si surge un virus más peligroso no se parecerá a ninguno de los conocidos y será necesario más tiempo para descubrir la vacuna. «Si normalmente se requieren de 4 a 6 meses, en este caso se requerirá al menos un año».

Hasta que se dé con la vacuna, la única respuesta a la pandemia sería la distribución de antivirales, pero sólo hay un productor en el mundo que ya tiene lista de espera. «Todos tenemos un problema: ¿dónde encontramos esos productos a un precio razonable y sin esperar demasiado?. Y una vez que se obtenga la vacuna, ¿cómo se produce en cantidades suficientes para una distribución rápida?», se preguntó el representante de la presidencia holandesa.

Por su parte, el comisario de Sanidad recordó que la acumulación de antivirales es una competencia de los Estados miembros, aunque la Comisión tratará de ejercer funciones de coordinación. En este sentido, apuntó que el Ejecutivo comunitario está manteniendo un diálogo con la industria farmacéutica europea para encontrar una solución a la falta de reservas de antivirales.

Además, en 2005 se realizará un ejercicio a escala europea dedicado específicamente a la gripe para comprobar el funcionamiento del sistema de alerta y coordinación entre los Veinticinco. Tanto la presidencia como la Comisión destacaron que la coordinación mejorará con la puesta en marcha a medidados del año que viene del centro de control de enfermedades que se creará en Estocolmo. «Es fundamental que todos estemos al tanto de los problemas a los que nos enfrentaríamos», señaló Hoogervorst.

La ministra de Sanidad española, Elena Salgado, subrayó que a pesar de las advertencias de la comunidad científica sobre la aparición de una pandemia de gripe a corto plazo «este breve plazo está sin definir y no hay ninguna seguridad de que pueda llegar en algún momento». No obstante, se mostró partidaria de que la Unión Europea se prepare y examine cual es la capacidad de reacción de la industria farmacéutica y qué medidas tienen que adoptar los Estados miembros para responder a una posible pandemia.