.

Varias investigaciones intentan ratificar que el BMS-354825 es eficaz frente a 14 de las 15 mutaciones identificadas en un gen

SAN DIEGO (ESTADOS UNIDOS), 6 (EUROPA PRESS)

Una nueva sustancia todavía en estudio podría ser la respuesta para enfermos con leucemia mieloide crónica que han desarrollado resistencias a imatinib, comercializado como Gleevec, el tratamiento estándar para este tipo de enfermedad. Así se puso de manifiesto durante el Congreso de la Sociedad Americana de Hematología que se esta celebrando estos días en San Diego (Estados Unidos), en el que se presentó un estudio en fase I que demostró eficacia en estos enfermos.

Según recordó en rueda de prensa el doctor Charles Sawyers, profesor de medicina de la Universidad de California, el lanzamiento hace cinco años del imatinib supuso un hito en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica al ser la primera que se diseño para destruir las células tumorales en esta enfermedad y no atacar al resto.

Con el tiempo, se ha visto que algunos pacientes desarrollan resistencias al fármaco, relacionadas con una mutación en el gen BCR-ABL que interfiere en la eficacia de la molécula para bloquear la actividad de la proteína que desencadena la enfermedad.

COMBINACION DE SUSTANCIAS.

Según expuso el doctor Sawyer, el BMS-354825 es un inhibidor de esta proteína que ha demostrado sortear 14 de las 15 diferentes mutaciones que se han identificado y que son responsables de la resistencia a Gleevec.

Un estudio en fase I en el que participaron 36 pacientes con enfermedad crónica y que habían desarrollado resistencias registro remisiones en 31 de ellos, lo que supone un comienzo muy esperanzador para la comunidad científica, según aseguro Sawyer.

Este experto explicó que ante los resultados se están poniendo en marcha estudios en fase II con pacientes de todo el mundo, para ratificar estos datos. En su opinión, el futuro de la terapia de esta enfermedad pasa por la combinación de ambas sustancias, para optimizar su efecto, posibilidad que aun tiene que ser estudiada. El MBS-354825 también está siendo estudiado para tratar enfermos con enfermedad en fase aguda, con unos resultados iniciales también prometedores.