.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Hospital Ramón y Cajal, dependiente de la Consejería de Sanidad y Consumo, organizará a partir de hoy la segunda edición del Curso sobre «Presencia de psicopatología en el mundo cinematográfico». Se trata de un curso de doctorado que estudia cómo el cine ha reflejado en muchas películas algunos de los trastornos psiquiátricos más comunes.

Según informó la Administración regional, este curso, que está organizado por el Servicio de Psiquiatría del hospital, analiza la psicopatología o los problemas psicológicos de los personajes. Después de la proyección de las películas se celebrará un coloquio con los asistentes para intercambiar conocimientos y solventar dudas sobre los trastornos tratados.

Esta edición está dedicada a las relaciones de pareja. Aunque generalmente se piensa que la elección de una pareja se realiza de un modo consciente y en el marco social de referencia en el que se mueve el individuo, tras un encuentro más o menos fortuito, lo cierto es que esta selección no se realiza al azar. Las películas que se exhibirán en el marco del curso desentrañarán los diferentes caminos que sigue el ser humano para encontrar pareja.

En cada una de las películas se analizan las razones que conducen a los protagonistas a mantener su relación o a romperla, según las circunstancias personales. Los estudios científicos demuestran que no nos emparejamos con cualquier persona, sino que seleccionamos sujetos que por sus características psicológicas (incluso psicopatológicas) complementan nuestras virtudes y nuestros defectos, o los refuerzan (psicopatología incluida).

El abanico de películas que se proyectarán es muy amplio y abarca los años de 1950 a 2003. La película más antigua es «El padre de la novia» y las más recientes son «Te doy mis ojos», de Icíar Bollaín, y «Todo lo demás», de Woody Allen.

Los directores del curso son los profesores Maximino Lozano Suárez, Jesús Ramos Brieva y Luis Iruela, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal. En el coloquio posterior a la proyección de las películas participarán escritores, psicólogos clínicos o psiquiatras.