.

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

Tres millones de españoles tienen varices, una alteración que afecta a más mujeres que hombres, según un estudio realizado por investigadores del Departamento de Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández de Alicante y del Servicio de Cardiología el Hospital General Universitario de Alicante.

Las varices suponen un problema de salud que afecta principalmente a los países desarrollados, donde causan una alta afección en la población adulta y tienen un alto coste para los servicios sanitarios. Se calcula que entre un 10 y un 15% de hombres y entre un 20 y un 25% de mujeres adultas de los países ricos tienen varices.

Ciertas investigaciones realizadas en poblaciones seleccionadas han puesto en evidencia diferencias étnicas y geográficas en la incidencia de varices y se ha demostrado un aumento en consonancia con la «occidentalización» de la población, lo que apoya el protagonismo de factores ambientales.

El estudio, publicado en «Medicina Clínica» y que recoge Europa Press, analiza el impacto de esta enfermedad del sistema venoso en la población de la Comunidad de Valencia y trata de analizar su relación con variables sociales, el peso, la presencia de hemorroides, el consumo de tabaco, alcohol y el ejercicio físico.

El 16,4% de valencianos sufre varices, trastorno que afecta a más mujeres que hombres –un 26,7% frente al 20,7%–. La presencia de varices aumenta con la edad y en los hombres alcanza su máximo a la edad de 65 años y entre los 50 y 64 años en las mujeres.

SER MUJER Y TENER UNA EDAD AVANZADA.

Ser mujer y tener una edad avanzada son los dos factores que más predicen la presencia de varices, así como tener una mala salud general. «La presencia de hemorroides y la categoría profesional también se asocia a una mayor presencia de varices», según el estudio.

«En comparación con los trabajadores y administrativos, los empresarios presentaron más del doble de riesgo de tener varices, mientras que los estudiantes sufrían un riesgo significativamente menor», aseguran los responsables de la investigación.

Respecto a posibles causas, los autores apuntan que «dentro de la amplia categoría de empresarios, hay una proporción considerable constituída por autónomos como tenderos, propietarios de bares y otras profesiones que estan muchas horas de pie y estáticos».

LOS OBESOS PRESENTAN MÁS VARICES.

El estudio, que analiza a un total de 2.440 adultos –1.159 hombres y 1.281 mujeres–, constata que las personas obesas tenían varices en mayor proporción que el resto de la población. A pesar de ello, la actividad física no se asoció «significativamente» a la presencia de este trastorno.

Los resultados de este trabajo poden en evidencia «la alta prevalencia» de varices en la población adulta de la Comunidad Valenciana, especialmente en mujeres, según alertan los responsables de la investigación.

No obstante, esta incidencia «está en concordancia con la estimada en otros estudios» realizados en la ciudad de Londres, Israel o Turquía. Sin embargo, al comparar otras investigaciones se han detectado cifras dispares, debido al uso de distintos cuestionarios.