.

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

La esclerósis múltiple, una enfermedad neurológica crónica que afecta a adultos jóvenes, afecta a entre 4.000 y 7.000 andaluces, según los últimos estudios aportados por la Sociedad Española de Neurología, a través de su Grupo de Estudios de Enfermedades Desmielinizantes, y ofrecidos en el marco del Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, que se celebrará mañana.

De igual forma, esta sociedad científica, que celebró que SAS ofrezca cobertura universal «ya que dispone de servicio de Neurología en las ocho provincias andaluzas», sostiene que en Andalucía se registran entre 50 y 100 casos de enfermos de esta patología por cada 100.000 habitantes, al tiempo que revela que la incidencia es de doa a tres nuevos casos anuales cada año por cada 100.000 habitantes.

Esta sociedad médica también se refirió a la importancia del tratamiento médico de esta patología, que constituye «la causa más frecuente de incapacidad por enfermedad en personas jóvenes», siendo además una enfermedad en la que «se desconoce su origen, factores de riesgo y, por lo tanto, su prevención».

Con todo, la Sociedad Andaluza de Neurología señaló que el conocimiento de esta enfermedad epidemiológica «ha progresado mucho en el último decenio», al tiempo que indicó que la existencia de alternativas terapéuticas «ha motivado el diagnóstico y tratamiento precoz, contribuyendo a mejorar las expectativas de los pacientes de esta enfermedad en Andalucía».

No obstante, y a pesar de los avances logrados, matizó que «se deben producir mejoras en la asistencia en neuro-rehabilitación, ya que es este aspecto donde más déficit puede apreciarse en la actualidad».

En el apartado docente, en Andalucía se está desarrollando formación para especialistas en Neurología en los hospitales de tercer nivel, donde además se instruye a los médicos de familia y también a los especialistas en materias relacionadas con la Neurología, como la Neurofisiología, Neurocirugía o Psiquiatría.

En el campo de la investigación, también existen centros que realizan investigación clínica, con participación en ensayos clínicos fases II, III y IV y que realizan investigación básica del más alto nivel, originándose publicaciones en revistas nacionales e internacionales de reconocido prestigio.