.

Simancas pide «un cambio de política» al Gobierno regional, al considerar que su estrategia con las listas de espera «no sirve»

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, manifestó hoy la intención del Ejecutivo de que la sanidad madrileña realice pruebas diagnósticas a sus pacientes «por la mañana, por la tarde y, si es posible, por la noche», al objeto de reducir la lista de espera en este ámbito, en el que, según el socialista Rafael Simancas, el número de personas que esperan más de 60 días para ser atendidos se ha incrementado en 49.000 durante el último año.

Aguirre, que respondió en el Pleno de la Asamblea a una pregunta sobre esta cuestión formulada por el líder de la oposición, señaló que «la mejor utilización de los medios diagnósticos» será una de las tres medidas que tiene previsto desarrollar en el futuro el Gobierno regional, junto con «el incremento de los medios técnicos de los centros de especialidades, los hospitales y algunos centros de salud» y «la derivación a centros concertados en el momento en que se considere que ha pasado un tiempo suficiente».

La jefa del Ejecutivo autonómico recordó que su compromiso de dimitir si no se reducía a un máximo de 30 días la lista de espera se refería exclusivamente a la lista de espera quirúrgica, aunque aseguró que la situación de demora para las pruebas diagnósticas también constituye una cuestión que «ocupa y preocupa» a su gabinete. «Voy a felicitar al consejero de Sanidad porque usted tiene la profunda convicción de que vamos a reducir las listas de espera quirúrgicas a 30 días –dijo–. Si no, no me mezclaría las dos cosas».

Para justificar el incremento de la lista de espera diagnóstica denunciado por Simancas, Aguirre señaló que en los últimos dos años la prescripción de estas pruebas ha experimentado «un crecimiento exponencial del 9,7 por ciento. «Cada vez se hacen más pruebas porque los médicos quieren tener mayor certeza en los diagnósticos que hacen», apuntó.

En su segundo turno de intervención, y entre las protestas de los diputados de la oposición, que consideraban que Aguirre había consumido su tiempo, la presidenta regional manifestó su deseo de que el Gobierno central «decida qué va a hacer después de un año» en relación con este asunto.

SIMANCAS CREE QUE LA ACTUAL POLÍTICA «NO SIRVE»

El portavoz socialista, que aseguró realizar su pregunta «con ánimo constructivo y con el mejor espíritu navideño», señaló que la situación de las listas de espera es «uno de los problemas más graves que han sufrido los madrileños en 2004», y añadió que la estrategia que está desarrollando el Gobierno de Aguirre para afrontarlo «no sirve o no sirve suficientemente».

Durante su intervención, Simancas prefirió «no discutir sobre cifras ni sobre el pasado», aunque aludió explícitamente a la «falta de recursos» de la sanidad madrileña por «la forma en que se realizó el traspaso de competencias», al «desastre» de la Ley de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid (Loscam) y a los «insuficientes» presupuestos en esta materia aprobados por la mañana por el Grupo Popular.

Del mismo modo, acusó al Ejecutivo de «centrar todos los recursos del sistema a la reducción de la lista quirúrgica para evitar su dimisión», lo que, según dijo, está provocando «tensiones inasumibles» en ámbitos como las urgencias hospitalarias, en las que «los enfermos esperan demasiado, horas y días, para acceder a una cama, porque las camas están ocupadas por los programas de listas de espera quirúrgicas».

A este respecto, el dirigente socialista demandó a Aguirre que aumente los recursos públicos destinados a la sanidad, «no tanto como el Metro pero sí al menos como el resto de comunidades autónomas», y que trate «globalmente» las listas de espera para establecer tiempos máximos en el ámbito primario, quirúrgico y diagnóstico. «Cambie de política por su bien y por el bien de los que esperan, que son muchos –concluyó–. Piense usted, señora Aguirre, en estos tiempos navideños, que es posible que el Partido Socialista, aunque sea por casualidad, tenga alguna vez razón».