.

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

Las consultas médicas por empachos aumentan de un 20 a un 25 por ciento tras pasar la Navidad, según el jefe de la unidad médica de Gastroenterología del hospital Casa de Salud, Ramón Puchades, que aseguró hoy que «son frecuentes los trastornos digestivos en estas fechas debidos no sólo a la cantidad de alcohol que ingerimos, sino también al tipo de alimentación, normalmente rica en grasa y sal».

Las personas entre 30 y 40 años de edad son las más afectadas, y el trastorno más frecuente es el empacho o la indigestión, según el especialista, que anunció que «los síntomas más comunes de estas dolencias son la sensación de distensión abdominal o la hinchazón, que suele estar acompañada de náuseas y vómito, debido generalmente a una ingesta excesiva», añadió.

Puchades advirtió de que «hay más síntomas como ardores de estómago o pirosis, es decir, ardor que asciende hasta la garganta, y que son provocados por los alimentos ricos en grasas como el cordero, el pavo o los dulces, que aumentan la secreción gástrica y, además, favorecen el reflujo gastroesofágico». El médico señaló que «también pueden aparecer diarreas por la ingesta de salsas como mayonesas o salsa rosa que, generalmente, son banales y ceden en 24 o 48 horas tras llevar una dieta ligera».

Según el Doctor Puchades, «hay muchas formas de prevención como evitar la ingesta excesiva» y aconsejó, en este sentido que «cuando la comida importante es la de mediodía, realizar una cena ligera o al contrario, así como tomar infusiones con menta o infusiones con unas gotitas de anís por su efecto carminativo tras las comidas fuertes». Respecto a la bebida, el médico aseguró que «es importante moderar la ingesta de alcohol y, sobretodo, no mezclar bebidas alcohólicas»

En este sentido, el especialista del Hospital Casa de Salud indicó que «las personas con cierta tendencia a determinadas molestias como ardor, deberían tomar en estas fechas protectores gástricos previa consulta al médico para evitar posibles molestias».