.

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Científica Española de estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y otras Toxicomanías (SOCIDROGALCOHOL) recomendó hoy «no ingerir más de tres consumiciones en estas fechas ya que pueden condicionar el comportamiento habitual». El doctor José Guardia de la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital de Sant Pau explicó a Europa Press Televisión que «estos días es habitual consumir alcohol pero tenemos que informar que la presencia de alcohol en el organismo provoca alteraciones en las conductas físicas y psíquicas».

Guardia afirmó que «más de tres consumiciones durante una comida copiosa puede tener efectos negativos en nuestro organismo, y cuando pasamos de cinco consumiciones ya podemos hablar de consumo de riesgo». Se entiende por consumo de riesgo cuando una persona toma más de 3 consumiciones para un hombre y 2 para una mujer, en todo el día.

Por su parte la vicepresidenta de SOCIDROGALCOHOL Alicia Rodríguez advirtió que » si va a beber , no conduzca ya que el peligro de un individuo al volante puede provocar accidentes ya que altera la capacidad de riesgo». Recordó también que «si tiene que conducir es prudencial esperar antes de salir a la carretera un tiempo que implicaría esperar una hora por cada consumición y dos horas después de la última».

Los expertos aconsejaron «no ir sólo si se esta mareado puesto que los peatones también pueden sufrir accidentes provocados por mareos o desmayos». Las estadísticas demuestran que «el alcohol esta siempre presente en las conductas agresivas y en las situaciones de riesgo como los malos tratos», afirmó.

Guardia y Rodríguez analizan las alteraciones psicológicas que provoca el alcohol como «la perdida de censura y desinhibición que conlleva realizar conductas de riesgo ya que las personas se sienten más seguras de sus actos siendo esta una percepción errónea que puede acarrear problemas futuros».

En estas fechas navideñas son numerosas las comidas donde el alcohol tiene una presencia destacada, los expertos advirtieron que «cuando una persona ha bebido alcohol es aconsejable confiar en las sugerencias de un familiar o amigo que no haya consumido alcohol».