.

OVIEDO, 3 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado de Asturias hizo pública ayer su oferta a los patronos del Sanatorio Adaro para nombrar a un gerente para el centro hospitalario como paso previo a la puesta en marcha de un plan que garantice la viabilidad del mismo.

Según la consejería, el nombramiento del nuevo gerente sería la «primera parte de una propuesta de viabilidad presentada a los rectores del complejo sanitario)». A cambio, la propuesta prevé que los patronos elijan a sus compañeros a título personal, para lo que también ha afirmado que «vería con buenos ojos» que los alcaldes de la zona sanitaria se integrasen en el órgano de dirección del hospital.

Una vez resuelto la formación del Patronato, en la actualidad con diversas carencias, la Consejería propondría a un gerente para que «garantizase» la estabilidad del centro para los próximos años. El primer gesto sería la firma de un nuevo convenio, ya con el gerente propuesto, para prorrogar la colaboración hasta 2008, y también sería el encargado de canalizar la ayuda para elaborar un plan estratégico de futuro para el Adaro.

De esta manera, Salud pretende salir al paso de las críticas sobre la supuesta falta de compromiso del Principado con el hospital, y dejar claro que «en todo momento hemos puesto todos los recursos al servicio del Patronato, no sólo los económicos, sino también los técnicos y jurídicos».

Precisamente, la Consejería recordó que la solución para el sanatorio «no pasa únicamente por la integración del Principado en el Patronato», sino que el centro precisa «un plan de futuro que nosotros ofrecemos con total lealtad».

La consejería añade que «para este ejercicio, se piensan incrementar los recursos económicos al igual que ocurre con el resto de centros concertados» de la red sanitaria pública asturiana, y «potenciar la posible incorporación de otros servicios a la cartera del Adaro».

El Gobierno asturiano añade que «el Servicio de Salud (SESPA), es el principal garante de la viabilidad del sanatorio, y lo hace sin la necesidad de formar parte de sus órganos de dirección, al igual que pasa con otros centros como Cruz Roja, la Fundación de Avilés o el Hospital de Jove», en Gijón.

Asimismo, insistió en las características del sanatorio a diferencia de otros centros hospitalarios de agudos de las cuencas mineras, y lanzó un mensaje de tranquilidad a los trabajadores.

El SESPA promueve además «colaboración para la homologación salarial y laboral firmada con el anterior gerente del Adaro» y ofrece «todos nuestros recursos jurídicos y técnicos para dibujar un escenario viable para los próximos años)».