.

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

El sindicato STS-USOC ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la existencia de una plaga de hormigas en el Hospital de Mollet (Barcelona). La dirección del centro rechazó estas acusación, aunque reconoció que hace meses se detectaron hormigas en zonas del edificio que se controlaron a través de una empresa de desinfección.

El delegado sindical de STS-USOC, Joan López, aseguró el pasado 31 de diciembre a Europa Press que «las hormigas se han detectado en varias ocasiones en las habitaciones de la segunda planta» y que «han llegado a subir a las camas de algunos enfermos que estaban ingresados».

No obstante, según su versión, también se han visto hormigas en algunas habitaciones de la tercera planta del hospital, perteneciente a la Red de Hospitales de Utilización Pública (XHUP), y en el mostrador de admisiones.

Según López, que interpuso la denuncia el pasado miércoles, el comité de empresa del hospital ya puso los hechos en conocimiento de la dirección a principios de noviembre. «La gerencia está dando largas al asunto pero ahora tendrán que ponerse las pilas», advirtió.

EL HOSPITAL DICE QUE SE HAN DETECTADO «ALGUNAS HORMIGAS».

Por su parte, el gerente del hospital, Jaume Duran, rechazó las acusaciones de este sindicato, aunque admitió que al tratarse de un edificio antiguo con jardineras, en algunas dependencias del centro se han detectado algunas hormigas.

No obstante, Duran señaló que el centro tiene contratada la empresa Depec que controla esta situación y que periódicamente realiza desinfecciones. «Es cierto que se han detectado algunas hormigas pero no hay ningún problema de salubridad», según Duran.

RECLAMACIÓN DE ALGÚN PACIENTE.

Según Duran, las hormigas se detectaron en bajantes del edificio y «esporádicamente» en algunas habitaciones. Esta situación propició que algún paciente haya interpuesto una reclamación por ello, reconoció a Europa Press el gerente del centro.

El responsable del centro aseguró que la situación «no es grave» y que «ha se ha controlado», por lo que «no debe causar alarma entre la población». «Son procesos que pueden pasar» y «la Generalitat y el Ayuntamiento de Mollet ya conocen la situación», señaló.

Duran atribuyó la denuncia del sindicato ante la Inspección de Trabajo a las tensas relaciones que STS-USOC mantiene con la dirección del centro por el despido, el pasado mes de febrero, del delegado sindical Joan Gómez.

Gómez aseguró que está pendiente del recurso que ha presentado al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), después de la sentencia del juzgado de asuntos sociales número 1 de Granollers (Barcelona) que consideró el despido procedente.