.

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

Los servicios de urgencias de varios hospitales catalanes se llenaron ayer de personas afectadas por virus respiratorios y gripe. La mayoría son ancianos que han visto como empeoraba su estado de salud con la llegada del frío.

El Hospital Clínic tiene las urgencias «llenas» aunque «no hay problemas de camas», según informó a Europa Press el jefe de guardia. La gran demanda de pacientes provocó que la medida de espera sea de «entre tres y cinco horas», añadió.

En el Hospital Vall d»Hebron la situación tampoco es muy distinta, pues las urgencias están «a tope», señalaron a Europa Press fuentes del centro sanitario. «Predominan los ancianos, algunos de ellos con gripe», precisaron.

Las horas de espera para ser atendido en urgencias también se producen en el Hospital del Mar, explicó a Europa Press el médico adjunto del servicio. «Estamos saturados, hay una espera de 4 a 5 horas y tenemos falta de camas», precisó.

En el Hospital de Bellvitge, las urgencias trabajan actualmente «a pleno rendimiento» y «se registra una espera de más de 4 horas», señaló el jefe de guardia, quien añadió que «ha aumentado mucho la afluencia de pacientes respecto a esta mañana».

Los hospitales catalanes ya empezaron a notar un incremento de su actividad a mediados de la semana pasada, así como los Centros de Atención Primaria (CAP) abiertos las 24 horas para atender personas con infecciones respiratorias y gripe.

NO SE HA DECLARADO EPIDEMIA DE GRIPE.

No obstante, la epidemia de la gripe todavía no se ha declarado en Catalunya, aunque el director general de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Plasència, aseguró recientemente que podría llegar «en los próximos días», después de la bajada de temperaturas.

La Generalitat aconseja a la población afectada por un cuadro gripal que consulte a su médico de atención primaria o se informe en el teléfono «Sanitat Respon» (902.111.444) y que evite acudir a los hospitales, que quedan reservados para casos realmente urgentes.

Con el objetivo de afrontar una posible epidemia de la gripe, la Generalitat activó el pasado 1 de diciembre el Plan Integral de Urgencias de Catalunya (PIUC) para reforzar las plantillas de los hospitales y ambulatorios. El plan se cerraré el próximo 31 de marzo.