.

CÓRDOBA, 5 (EUROPA PRESS)

El Hospital de Montilla (Córdoba) acaba de poner en marcha el programa de detección precoz de la hipoacusia –déficits en la audición– en los niños recién nacidos, según informó hoy la Administración sanitaria en su portal web.

La hipoacusia o pérdida de la capacidad auditiva, es un problema que puede presentar cualquier niño en el momento de nacer y se estima que en España cinco de cada 1.000 recién nacidos pueden padecerla en mayor o menor grado. En concreto, existen algunos condicionamientos que predisponen a que estos niños puedan padecr de sordera, tales como el nacimiento prematuro o el bajo peso al nacer.

Con todo, mediante la realización de una sencilla prueba se puede detectar la falta de audición desde los primeros días de vida. Dicha prueba, que no requiere de ninguna maniobra incómoda ni dolorosa para el recién nacido, consiste en la detección de otoemisiones acústicas, esto es, unos sonidos que produce el oído cuando funciona normalmente.

En este sentido, el gerente del Hospital de Montilla, Alfonso Gámez, se refirió a la importancia de realizar esta prueba «cuanto antes», con objeto, dijo, «de llegar a un diagnóstico precoz». Así, los especialistas recomiendan que dicha se realice a las 72 horas del nacimiento. Según Gámez, la hipoacusia es un problema fácilmente detectable y que, en casi la totalidad de casos, existe un tratamiento efectivo.