.

FIGUERES (GIRONA), 5 (EUROPA PRESS)

La Fundación del Hospital de Figueres (Girona), el Ayuntamiento de esta población y Cruz Roja empezaron esta mañana una campaña para recaudar dinero y enviarlo a los damnificados del sureste asiático, afectados por el maremoto. La campaña consiste en tomar la presión arterial a todas las personas que lo deseen a cambio de una donación voluntaria de dinero.

La campaña empezó en la plaza del Ayuntamiento de Figueres, donde se trasladó una ambulancia, personal sanitario y el material suficiente para llevar a cabo este propósito. Una de las primeras personas en colaborar fue el mismo alcalde de Figueres, Joan Armangué, quien también se sometió a la prueba de la presión arterial.

Todo el dinero recaudado se destinará al Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo, que se encargará de enviarlo hacia Asia. Se da la circunstancia de que esta mañana la entidad del Cercle Esport Figuerenc entregó un donativo de 2.300 euros para esta causa.

La Fundación Hospital de Figueres pretende que esta campaña se prolongue durante todo el mes de enero. La ambulancia que pone a disposición la Cruz Roja cambiará de ubicación y se irá desplazando a distintos puntos estratégicos de la ciudad como, por ejemplo, el mercado, la rambla y las plazas públicas más transitadas de la ciudad. Además, se distribuirán huchas entre los comercios de la capital del Alt Empordá para que la gente pueda aportar sus donaciones.