.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad reiteró hoy, a través de un comunicado, que el aumento de la incidencia de la gripe observado en las últimas semanas es «similar» al registrado en otros años en las mismas fechas. Asimismo, indicó que las tasas más altas de incidencia «se irán produciendo durante este mes de enero», hasta el punto de que «podría alcanzarse» en las próximas semanas un pico de 450 casos por 100.000 habitantes, prácticamente el doble que en la actualidad (233,65 casos por 100.000 habitantes).

Además, Sanidad recomendó a las personas que sufran la enfermedad reposar, beber agua y zumos en abundancia para mantener una buena hidratación, tomar antitérmicos o analgésicos en caso necesario (siempre que no haya contraindicaciones) y extremar las medidas higiénicas habituales para evitar el contagio a otras personas. «En caso de necesidad, se debe consultar con el médico de cabecera y procurar no acudir por este motivo a los servicios de urgencia», añade.

Según el Ministerio, las cifras que se están recogiendo en la presente temporada 2004-2005 «siguen el patrón de lo que se ha producido en años anteriores, salvo el año pasado, en el que la gripe tuvo un comienzo precoz, similar al registrado en otros países de Europa, con un descenso posterior lento».

Tras recordar que la gripe es una enfermedad común que, al igual que otras infecciones respiratorias agudas, suele aparecer en los meses de otoño e invierno, el Departamento que dirige Elena Salgado revela que de los últimos años, el que registró un mayor número de casos fue 1999, con un total de 3.222.231 afectados. Por el contrario, en 2001 sólo se produjeron 847.975 casos y la media anual de los últimos siete años ha sido de unos dos millones de personas afectadas por año.

El periodo de incubación es de 48 horas y el modo más habitual de transmisión natural de la gripe es por vía respiratoria, de persona a persona, al inhalar micro partículas de secreciones nasofaríngeas, emitidas por tos y estornudos. Es una enfermedad de fácil contagio.

Los principales síntomas son fiebre alta de hasta 39º C, sensación de escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa y persistente, rinorrea, lagrimeo y faringitis. No obstante, es una enfermedad autolimitada que se cura en un periodo de entre 5 a 7 días, aunque algunos de los síntomas suelen durar entre dos y tres semanas.

Sanidad advierte también que durante la temporada de gripe, los síntomas de otras patologías respiratorias pueden ser confundidos con la gripe, como el resfriado común.

TRATAMIENTO A SEGUIR

Por otro lado, el Ministerio recuerda que el tratamiento de la gripe se basa en tomar ciertas medidas para aliviar los síntomas, como acentuar el reposo para facilitar la recuperación, beber agua y zumos en abundancia para mantener una buena hidratación, tomar antitérmicos o analgésicos en caso necesario (siempre que no tengan contraindicaciones) y extremar las medidas higiénicas habituales al estornudar y toser para evitar contagios.

Asimismo, indica que al estar causada por un virus, no es efectivo el tratamiento con antibióticos, que en cualquier caso deben ser suministrados siempre bajo prescripción médica.

Además, advierte de que en algunos casos, normalmente en personas mayores o con algunas enfermedades previas, la enfermedad puede complicarse, por lo que se deberá consultar al médico de familia o al pediatra, que indicará la pauta más adecuada a seguir. En líneas generales, y al ser una enfermedad conocida tanto en los síntomas como en los consejos para paliar sus efectos, las autoridades sanitarias recomiendan a la población seguir los consejos básicos.

Por último, el Ministerio recuerda que recomendó el pasado mes de septiembre la vacunación, especialmente a aquellas personas pertenecientes a grupos de riesgo. De hecho, la vacuna genera defensas en el organismo evitando la aparición de la enfermedad o mitigando sus manifestaciones clínicas, sobre todo en los grupos de riesgos, como personas mayores o niños.