.

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)

El Instituto Catalán de la Salud (ICS) ha dictado una resolución que permite «poder retribuir a los profesionales de los Centros de Atención Primaria (CAP) que voluntariamente quieran ampliar su horario laboral de forma temporal» para cubrir la demanda derivada de la gripe y de infecciones respiratorias.

Los CAP del ICS, dependiente de la Generalitat, han recibido desde diciembre hasta el pasado martes casi 5 millones de visitas, lo que supone un incremento del 55% respecto el mismo periodo de la pasada temporada invernal 2003-2004, según informó hoy el ICS.

Respecto a las visitas domiciliarias que realizan los equipos de atención primaria, durante este periodo, en el que se ha declarado la epidemia de la gripe en Catalunya, se han contabilizado más de 78.000 actuaciones, un 68% más que en la temporada anterior.

EL LUNES, EL DOBLE DE VISITAS A DOMICILIO.

El pasado lunes, la red de atención primaria del ICS llegó a la máxima actividad de este invierno, con un total de 255.219 pacientes atendidos en los CAP y 4.745 en sus propios domicilios. La media de actividad de un lunes está en las 170.000 visitas en los centros y en las 2.400 visitas domiciliarias.

Según el ICS, estas cifras «demuestran que los usuarios están cambiando de hábitos en las visitas al médico y que cada vez más aumenta la confianza en los profesionales de los CAP», algo que el pasado martes ya advirtió la consellera de Salud, Marina Geli.

Por su parte, los hospitales de la Generalitat han tenido un incremento de la actividad del 5%, con una media de 240 visitas por hospital y día. El Vall d»Hebron registró el pico máximo de actividad el pasado 27 de diciembre, con 809 urgencias atendidas, lo que supone un incremento del 21% respecto a la media diaria.

Bellvitge atendió el pasado 3 de enero, día en que se declaró la epidemia de la gripe en Catalunya, un total de 420 urgencias, con un aumento del 21% respecto a la media diaria de este centro sanitario.

Por su parte, el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) tuvo su día máximo de actividad el 27 de diciembre, con 428 urgencias, lo que supone un incremento del 29% respecto a otro día.

El Arnau de Vilanova de Lleida registró el pasado 31 de diciembre un incremento de la actividad del 33% respecto a la media, con un total de 323 urgencias atendidas.

100 PROFESIONALES MÁS EN LOS HOSPITALES.

«El principal problema en la gestión de las urgencias de hospitales de estos días ha sido la dificultad de enviar pacientes agudos a centros sociosanitarios», lo que «ha provocado una saturación puntual» en algunas urgencias, según el ICS.

Para afrontar esta situación, el ICS ha reforzado durante este periodo las plantillas de sus hospitales con un total de 100 nuevos profesionales, actuaciones que se activan según lo previsto en el Plan Integral de Urgencias (PIUC) de la Generalitat.