.

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El secretario del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, aseguró que el colapso que está sufriendo parte del sistema sanitario catalán debido a la epidemia de la gripe evidencia «la precipitación» y «la contradicción» de la Generalitat a la hora de jubilar en bloque a 332 doctores.

El Gobierno catalán decidió aplicar de forma pionera y antes del verano el Estatuto Marco que obliga a jubilar a los médicos a los 65 años. Hasta el momento, estos profesionales tenían la posibilidad de dejar de ejercer a los 70.

En declaraciones a Europa Press, señaló que, según la información de la que dispone el colegio profesional, «muchas de las plazas que quedaron vacantes no se han cubierto o han sido sustituidos por médicos más jóvenes que se contratan en situación más precaria».

El secretario del COMB consideró que la saturación de los hospitales demuestra «la falta» de médicos y otros recursos», aunque «la culpa» de ello está en «que tenemos un virus de la gripe que está afectando a muchas personas».

A pesar del colapso, «el sistema sanitario está dando respuesta y no hay ningún enfermo que esté quedando desasistido por parte de los profesionales», precisó.

«INCREMENTO DE LISTAS DE ESPERA».

Padrós aseguró que «no supone ninguna sorpresa» el hecho de que los hospitales hayan tenido que retrasar operaciones quirúrgicas no urgentes ante la falta de camas durante la gripe. Esta situación, puede llevar a «un incremento de las listas de espera», añadió.

«Estas camas, que en situación normal tendrían que ocupar los recién operados, son necesarias para ingresar a enfermos crónicos que ven cómo su salud se debilita con la gripe o las afecciones respiratorias», según Padrós.

El Colegio de Médicos de Barcelona aconseja a la población afectada por la gripe que se ponga en contacto con su médico de cabecera y utilice la red de atención primaria, evitando acudir al hospital, que queda reservado para casos realmente graves.