.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de los españoles (el 51 por ciento) reconoce que visita restaurantes de comida rápida como mínimo una vez al mes, y dentro de este colectivo el 34 por ciento lo hace dos o tres veces al mes, el 13 una o dos veces por semana, y un 2 por ciento de tres a seis veces por semanas. Sólo un 16 por ciento asegura que nunca visita estos establecimientos.

Según un estudio global realizado por ACNielsen, la proporción que nunca va a estos establecimientos a escala europea sube al 25 por ciento, y apenas el 11 por ciento acude a ellos una vez o más por semana. Los resultados globales desvelan que los asiáticos son los mayores consumidores de comida rápida y preparada del mundo

«El 61% de los habitantes de Hong Kong y el 59% de los malayos acuden a restaurantes de comida preparada al menos una vez a la semana, porcentajes muy superiores al 35% de los americanos o el 14% de los británicos. En el extremo opuesto, sólo el 3% de los belgas y suecos acuden semanalmente a estos establecimientos», señala Frank Martell, consejero delegado de ACNielsen Europa.

A juicio de este experto, el estudio confirma que la comida rápida y preparada para llevar no forma parte de la cultura tradicional europea, contrastando fuertemente con lo que ocurre en Estados Unidos y Asia, y que en Europa prevalecen otros valores tradicionales a la hora de comer o cenar.

El estudio de ACNielsen revela que la cena es el momento más habitual para que los europeos recurran a la comida rápida o preparada para consumir. En España también se identifica el «fast food» más con las cenas. Un 25% de los encuestados señala que ha recurrido frecuentemente a ella en las cenas; mientras sólo lo hizo el 9% para las comidas del mediodía; y apenas el 3% en el caso del desayuno.

Para justificar la opción por estos establecimientos, en España los consumidores tienen muy en cuenta el tipo de cocina, que es lo más importante para el 31% de los encuestados; y las buenas condiciones de limpieza e higiene, que señalan el 21% de los entrevistados, aspectos en los que destacan con respecto a otros países europeos.

Esto se sitúa bastante por delante del precio, que tiene en cuenta como factor más relevante el 13% de los consumidores españoles; o la localización, que señalan como principal factor el 11%. Otros aspectos son mucho menos destacados, como no tener tiempo para hacer una comida propia; que ofrezcan comidas saludables; tengan ofertas o promociones; buena imagen de marca o un buen servicio, si bien en este último factor es de los países que más lo señalan.

Entre las principales cadenas de comida rápida, la más conocida y popular es McDonalds, que citan en primer lugar el 54% de los americanos, el 64% de los asiáticos y el 75% de los europeos. Le siguen a bastante distancia Burger King, Pizza Hut y KFC.

En España, McDonalds también es la más citada en primer lugar, por el 38% del total de entrevistados. Le sigue Burger King, con el 16%, el segundo país europeo tras Alemania. Pizza Hut ocupa el tercer lugar, al citarlo primero el 10% de los encuestados. Muy lejos quedan otras enseñas internacionales, como Subway, Domino»s Pizza o Starbucks.

El estudio global de ACNielsen sobre los hábitos y actitudes de los consumidores acerca de la restauración rápida fue realizado a través de internet en el último trimestre del 2004, y recoge la opinión de 14.000 consumidores de 28 países de Europa, América y Asia Pacífico.