.

ZARAGOZA, 19 (EUROPA PRESS)

El coordinador de Atención Especializada del Sindicato Médico de Aragón, Ismael Gil, puso de manifiesto hoy «la situación crítica de todos los hospitales de la Comunidad Autónoma» en los últimos días, que «es reflejo de la dejadez de años» de la administración hacia los hospitales.

Así lo manifestó en declaraciones a Europa Press después de la reunión que han mantenido esta semana los responsable de hospitales de toda la Comunidad Autónoma del sindicato.

Gil calificó al Hospital Miguel Servet y al Clínico Universitario de Zaragoza como «hospitales de batalla», mientras que el Hospital Obispo Polanco de Teruel «está desbordado», en el Hospital de Alcañiz «faltan camas» y el Hospital de Barbastro también está «saturado».

El coordinador de Atención Especializada del Sindicato Médico de Aragón aseguró que los profesionales «están desmotivados» porque se encuentran «sin recursos materiales y con una sensación de que sus gestores están llevando a los hospitales hacia una situación sin salida que va a desembocar en un conflicto».

El responsable sindical añadió que «todos los servicios tienen quejas, algunas muy graves». En su opinión, los problemas epidemiológicos de los últimos días ponen en evidencia «la ineficacia de la planificación frente a la buena preparación y dedicación de los médicos, que están trabajando al 150 por ciento, sobre todo en los servicios de Urgencias».

Al respecto, reclamó que, «como mínimo», se refuercen las plantillas de los servicios de Urgencias aragoneses con 20 profesionales más, pero «no con contratos eventuales», a pesar de lo cual «tendríamos plantillas que se quedarían a la mitad de como están en otras Comunidades Autónomas», y pidió también una contratación en las Unidades de Cuidados Intensivos, ya que existe una «escasez de médicos intensivistas clara».

Asimismo, demandó una «reserva estratégica» de camas destinadas a los pacientes que ingresan cada día por los servicios de Urgencias, «para intentar normalizar la situación». Además, continuó, «queremos que la atención primaria sea reforzada y valorada con criterios de calidad, para que entre todos podamos poner a flote esta nave de la sanidad que se está hundiendo».

PLAN INTEGRAL DE URGENCIAS

Otra de las peticiones de los médicos es la elaboración de un plan integral de urgencias, en el que se permita opinar a los médicos «de qué es lo mejor para que la población esté perfectamente atendida», y que integre a los servicios de urgencias extrahospitalarios, hospitalarios y a las UCIs.

«La gestión de los hospitales tiene que ser hecha con rigor y contando con la opinión de los médicos de los hospitales» y pidió que se revisara «cuáles son los gestores que están organizando los hospitales en Aragón; si realmente conocen el problema y están informados, por qué no hacen nada», se preguntó.

RECONOCIMIENTO

Los médicos aragoneses solicitan también «estar igual de valorados que en el resto de la Comunidades autónomas» ya que «somos de los peor pagados, especialmente en lo que se refiere a las horas de guardia».

En este sentido, el representante sindical explicó que durante el año 2004 «se intentaron mantener negociaciones», pero fue «perder el tiempo», y para estas fechas «esperábamos una postura de buena voluntad, pero no tenemos ninguna oferta», a pesar de que el Pacto por la Sanidad finalizó el pasado 31 de diciembre.

«Los médicos estamos hartos de que nos tomen el pelo» y si no reciben «una propuesta que plantee una solución razonable» no descartan la convocatoria de movilizaciones, apuntó.