.

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno británico busca por primera vez en España dentistas para trabajar en su red de sanidad pública. En los últimos tres años, Reino Unido ya ha contratado a 166 médicos y a 1.000 enfermeras españolas, además de farmacéuticos, para cubrir su déficit de profesionales.

Representantes de la embajada española presentaron hoy en rueda de prensa el programa de contratación para odontólogos. «Preferimos a los profesionales españoles porque tienen una formación muy buena», aseguró hoy la responsable de contratación de médicos en España de esta embajada, Lissa Perteghella.

La intención del Reino Unido es contratar a 800 dentistas de varios países de la Unión Europea (UE) en los próximos tres años para cubrir plazas que quedan vacantes en su salud pública. «Hay muchos odontólogos ingleses que abandonan la red pública para pasar a la privada», según Perteghella.

Así, hay ciertos lugares de Gran Bretaña, como «Londres, Manchester o Birminghan» donde «faltan dentistas», explicó la directora de contratación internacional del Ministerio de Sanidad británico, Liz Kidd.

El Gobierno británico busca dentistas con licenciatura de odontología española y con un nivel medio de inglés. El contrato inicial es de 12 a 36 meses, con la posibilidad de obtener un contrato indefinido. El salario mínimo anual es de 30.000 libras (unos 45.000 euros).

El programa de contratación incluye seis meses de vacaciones, una semana al año dedicada exclusivamente a la formación continuada, apoyo para encontrar alojamiento y un periodo previo de adaptación para recibir clases de inglés gratuitas y conocer el sistema de sanidad público británico.

La iniciativa recibe el apoyo del Colegio de Odontólogos de Cataluña. El miembro de la Junta directiva de este colegio profesional Pablo Echarri aseguró que en Cataluña «hay un exceso de odontólogos» y en cambio en Reino Unido «tienen un déficit». «Es bueno abrirse a otros mercados», señaló.

EXCESO DE DENTISTAS EN ESPAÑA.

Según Echarri, «cada vez hay más universidades de odontología» y «demasiada oferta de estos especialistas», lo que contribuye a reducir «la situación salarial» del colectivo. «La población española no aumenta al mismo ritmo que lo hace el número de dentistas», señaló.

Madrid ha pasado en pocos años de tener una facultad de odontología a tres, mientras que en Barcelona hay dos universidades. «Cuando sólo estaba la Universitat de Barcelona salía un centenar de dentistas al año, mientras que ahora con la Universitat Internacional de Cataluña salen un total de 300», precisó.

El Colegio de Odontológos de Cataluña, que cuenta con 3.500 colegiados, advirtió que con ello estamos «produciendo el doble de odontólogos que hace tres años». Sin embargo, al mismo tiempo el sistema sanitario español contrata a profesionales sanitarios de Europa del Este y latinoamericanos.

Echarri aseguró que en la sanidad pública española el salario mensual bruto de un dentistas alcanza los 2.000 euros. «Hace 20 años era más fácil trabajar por cuenta ajena porque había un montón de lugares que no tenían clínicas privadas, pero ahora no», señaló.

ACUERDO CON ESPAÑA DESDE 2000.

Para facilitar la contratación de profesionales de la salud, los entonces ministros de Sanidad de España y del Reino Unido, Celia Villalobos y Alan Milburn, respectivamente,, firmaron un acuerdo a finales de 2000.

En julio de 2000, el National Health Service (NHS) publicó un programa de inversiones que contemplaba la construcción de 100 hospitales y de 400 ambulatorios.