.

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, apostó hoy por llegar a acuerdos «voluntarios» con la industria con el compromiso de «reducir el contenido en grasas saturadas y sal» de determinados alimentos, como método para prevenir y luchar contra la obesidad.

Salgado, que hoy clausuró en Barcelona las jornadas sobre «Obesidad en el siglo XXI» organizadas por la Fundación Uriach, anunció que su departamento está elaborando una estrategia sobre nutrición, ejercicio físico y prevención de la obesidad que presentará «en las próximas semanas».

En su discurso de clausura, la ministra señaló que se diseñarán en los colegios «actividades para fomentar la vida sana» así como también en el marco de las actividades extraescolares que realiza la población infantil.

Salgado apostó por «adaptar» la comida y la bebida de los colegios a «las recomendaciones de los expertos» y que la propia industria alimentaria «informe mejor de los contenidos de sus productos».

REGULAR LOS ANUNCIOS QUE SE DIRIGEN A LOS NIÑOS.

La ministra insistió en la necesidad de «regular los anuncios» sobre alimentos que «se dirigen a los niños». También reconoció que «faltan más zonas verdes y deportivas» y «debe potenciarse el hábito de caminar».

Para Salgado, «nuestros estilos de vida, más que los genes, son los que nos llevan al sobrepeso», por lo que «sólo modificando lo primero podemos actuar» contra el exceso de peso. Así, apostó por un «abordaje multisectorial» de la obesidad.

La ministra destacó la importancia de inculcar unos «hábitos alimentarios y la práctica del ejercicio» ya desde la infancia. «Hay muchos niños que se declaran sedentarios porque lo único que hacen de ejercicio es ver el fútbol en televisión», precisó.

Para evitar el sobrepeso y fomentar hábitos saludables, aconsejó «no prescindir del desayuno» que las familias «coman juntas por lo menos una vez al día, seguir una dieta mediterránea y hacer algo de deporte».