.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se fijan los métodos de toma de muestras y de análisis para el control oficial del contenido máximo de estaño en los alimentos enlatados. Dicho control oficial, que realizan las autoridades sanitarias españolas (estatales, autonómicas y locales) con toma de muestras y análisis de estaño en determinados grupos de alimentos, ofrece al consumidor mayores garantías de seguridad.

El estaño se utiliza para proteger las latas de la corrosión, tanto interna como externamente, y puede pasar al alimento en cantidades muy pequeñas. El Reglamento comunitario de 2004, que modificó otro de 2001 por lo que respecta al estaño inorgánico en los alimentos, recoge los grupos de alimentos susceptibles de contener estaño, así como los límites máximos de estaño que debe contener cada grupo de alimento.

Los grupos de alimentos a los que se aplica esta normativa son: alimentos enlatados, bebidas enlatadas y alimentos enlatados para lactantes y niños de corta edad.

Por su parte, el Real Decreto aprobado hoy regula los procedimientos de muestreo y los métodos de análisis que se aplicarán al estaño en los alimentos que son susceptibles de contenerlo.