.

LONDRES, 22 (EUROPA PRESS)

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han recomendado un uso más amplio de los medicamentos antirretrovirales para evitar una mayor propagación del Sida, según recoge la BBC.

En un cambio de su política sanitaria, el Gobierno del presidente George W. Bush aconsejó que las víctimas de violaciones y aquellos que han estado expuestos al VIH reciban los fármacos de forma inmediata.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) señalaron que la terapia antirretroviral conocida como HAART debe ser utilizada en personas que hayan estado expuestas a sangre, secreciones genitales u otros fluidos potencialmente infectados de una persona con VIH. Asimismo, indicaron que un tratamiento de 28 días con los medicamentos podría reducir en gran medida la infección.

«El uso de los fármacos antirretrovirales después de una exposición (al virus) constituye una importante red de seguridad para impedir la infección del VIH», declaró Ronald Valdiserri, subdirector de los CDC para la prevención de enfermedades venéreas.

Sin embargo, advirtió de que los antirretrovirales «no son substitutos de la abstinencia, la monogamia mutua o el uso correcto y permanente del condón, y no debería ser considerados como una solución».

Pruebas realizadas en Brasil y Sudáfrica han demostrado que la terapia HAART aumenta la protección en las personas que han tenido un solo contacto sexual con alguien infectado con el virus del SIDA. Lo mismo ocurre con aquellos que compartían la misma jeringuilla hipodérmica. Algunos Estados y ciudades de Estados Unidos ya han iniciado sus propios programas.