.

ATLANTA, 24 (EP/AP)

Un nuevo estudio científico sugiere que el peso de un hombre podría alterar la precisión de un examen común para detectar el cáncer de próstata, lo cual podría llevar a los investigadores a advertir que los médicos podrían no estar descubriendo los casos peligrosos de cáncer en los hombres obesos.

Los investigadores del Centro de Ciencias de Salud de la Universidad de Texas, en San Antonio, estudiaron a 2.779 hombres que no padecían de cáncer de próstata entre el 2001 y el 2004.

En el estudio, que será difundido el lunes en la Internet por la revista «Cancer», señalan haber descubierto que, mientras más obesos eran los hombres, menor era su nivel de antígenos en la próstata, o PSA. El nivel de 4,0 ó menor por lo general indican que no hay cáncer.

Estudios realizados previamente señalan que el cáncer de próstata es más agresivo en hombres obesos que en aquéllos que tienen peso promedio. Los investigadores deseaban determinar si la detección de cáncer era de alguna manera demorada en los hombres obesos.

Este estudio científico realizado en Texas, sur de EEUU, determinó que esos hombres tenían un 30 por ciento menos del nivel de PSA que los hombres de peso normal.

«Eso nos dice que es probable que la detección del cáncer de próstata podría ser demorado en los hombres con peso excesivo u obesos», destacó Jacques Baillargeon, catedrático adjunto de epidemiología del Centro de Ciencias de Salud.

El estudio realizado en Texas no explica por qué los hombres obesos tenían bajo nivel de PSA. Pero los médicos creen que los obesos producen más estrógeno, lo cual reduce el nivel de testosterona y consecuentemente podría afectar a las células que producen el antígeno usado en la prueba.

La investigación podría alentar a muchos médicos a observar más cuidadosamente las pruebas de hombres obesos.

«Con toda seguridad, estaré más atento con mis pacientes obesos al evaluarles su PSA», dijo el doctor Nelson Stone, de la Escuela de Medicina Mount Sinai, quien no participó en el estudio. «Podríamos haber perdido algo de la sensibilidad de la prueba en los pacientes obesos en nuestra capacidad de detectar el cáncer de próstata», explicó.

El antígeno que se usa en las pruebas médicas es fabricado para células normales de la próstata y se mide por la sangre. Mientras más alto es el nivel del antígeno, hay una mayor posibilidad de cáncer de próstata, en vista de que las células de multiplican descontroladamente, según señala la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Pero si se tiene un alto nivel de PSA no constituye un diagnóstico definitivo de cáncer, que es razón por la cual, la sociedad con sede en Atlanta, Georgia, recomienda que los hombres con alto nivel de PSA sean sometidos a una biopsia.

El estudio más reciente se basa en una investigación previa publicada en mayo por la revista New England Journal of Medicine, que descubrió que los hombres que tienen un PSA «normal» en realidad tenían cáncer en un 15 por ciento de las veces, y que los dos tercios de los casos de esos hombres con cáncer, eran del tipo agresivo.