.

El Plan de Alta Frecuentación refuerza las Urgencias de los centros hospitalarios con un total de 366 profesionales

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) reiteró hoy que la tasa de gripe en la comunidad autónoma se sitúa actualmente en 120 casos por cada 100.000 habitantes –correspondientes a la tercera semana de enero–, una incidencia «muy por debajo de la media nacional», que se sitúa en 540 casos por 100.000 habitantes en la segunda semana de enero, sobre todo por los picos alcanzados en comunidades como Cataluña o Valencia.

En este sentido, y como ya destacó a Europa Press Manuel Cid, uno de los 20 médicos miembros de la Red Centinela del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Junta de Andalucía, todas las muestras analizadas hasta el momento del virus circulante han sido positivas al virus A y coincide con el incluido en la vacuna, «por lo que no aparecen diferencias respecto al pasado año».

Así, y en lo que concierne a la presente temporada, el SAS ha suministrado un total de 1.128.280 vacunas contra la gripe, con un coste de 3,6 millones de euros. Por provincias, en Almería se han distribuido 84.550, Cádiz (134.500), Córdoba (145.000), Granada (146.050), Huelva (67.000), Jaén (126.450), Málaga (186.580) y Sevilla (283.150).

En cuanto a la atención urgente, en esta segunda quincena del mes de enero, el SAS informó de que se mantienen los niveles registrados en los primeros días del año. En concreto, las áreas de urgencias de los centros hospitalarios han registrado un incremento medio en estos días del 15 por ciento.

En este punto, el SAS recalcó que el incremento de la demanda en los servicios de urgencias públicos se relaciona fundamentalmente por la frecuentación de pacientes de edad avanzada, con pluripatologías y con procesos crónicos, siendo las patologías más prevalentes la cardiopatía isquémica, la insuficiencia cardíaca, las reagudizaciones de pacientes con enfermedades pulmonares crónicas, descompensaciones de pacientes pluripatológicos por procesos infecciosos de vías respiratorias altas y bajas, así como descompensaciones de pacientes con enfermedades cardiopulmonares crónicas.

Respecto al perfil de los pacientes y las patologías que presentan, éstos «son los propios de esta época del año y no difieren de la actividad asistencial ofrecida en años anteriores», añadió el SAS.

REFUERZO DE LAS PLANTILLAS

Aunque el incremento del número de casos que precisan atención urgente «se mantiene», las mismas fuentes aseguraron que el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias «continúa reforzando» la plantilla de las áreas de Urgencias de los centros hospitalarios para dar una respuesta «eficaz y ágil» a la demanda.

Con todo, el presidente de Neumosur –entidad que agrupa a más de 400 especialistas en Neumología, Cirugía Torácica y Pediatría de Andalucía y Extremadura–, Francisco Alvarez, calificó hoy de «preocupante» la situación que viven en algunos hospitales de la comunidad autónoma andaluza, así como de Extremadura, «tras el aumento de casos de gripe y de complicaciones de patologías respiratorias».

Alvarez sostuvo, en declaraciones a Europa Press, que el número de urgencias en los centros hospitalarios «está aumentando de forma sensible, sobre todo, en lo que a casos de gripe y problemas respiratorios como tos y asma se refiere».

A juicio del presidente de Neumosur, el problema de este «sobrecarga» en algunos servicios se debe, en parte, a que «en algunos hospitales la respuesta ha sido corta, sobre todo, en contrataciones de personal de refuerzo para estas fechas».

PLAN DE ALTA FRECUENTACIÓN

Frente a ello, el SAS insistió en que el aumento de plantilla en las áreas de urgencias forma parte «de las medidas previstas en el Plan de Alta Frecuentación», activado por el SAS el pasado 1 de diciembre de 2004. En concreto, indicó que, «a fecha de hoy, los centros hospitalarios cuentan con 366 profesionales más, por lo que se encuentran preparados para atender a una posible mayor afluencia derivada del descenso de las temperaturas».

Según dijo, el Plan cuenta con unas líneas estratégicas definidas en cada uno de los hospitales y distritos sanitarios, con el objetivo de ofrecer una respuesta eficaz y coordinada en los momentos en los que aumenta la demanda asistencial. El Plan establece, además, un conjunto de medidas para dar respuesta al incremento de la atención urgente.

Estas medidas se activan en cada uno de los hospitales y distritos sanitarios en función del porcentaje de aumento registrado en el número de urgencias, de los pacientes que se encuentran en Observación y del incremento de pacientes que solicitan asistencia domiciliaria en atención primaria.

Entre las actuaciones establecidas por el Plan se encuentran el aumento de la disponibilidad de camas en los diferentes servicios hospitalarios, habilitación de consultas para patologías banales, utilización de las salas de tratamientos cortos y evolución, además del ya mencionado aumento de personal. Si el aumento de la atención urgente creciera por encima de los límites previstos se incrementarían las medidas adoptadas hasta ahora.

Los responsables del Plan resaltan, al igual que ha manifestado la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), la necesidad de informar a la ciudadanía sobre los dispositivos a los que deben acudir en caso necesario y «la importancia de un uso adecuado de los recursos de urgencias».

De esta forma, los responsables del Plan recuerdan que la gripe es una patología que habitualmente sólo sufre complicaciones en un 5 por ciento de los casos, la mayoría de ellas benignas, por lo que su manejo es posible en atención primaria.

RECURSOS

La red pública de atención urgente integra un total de 396 dispositivos de cuidados críticos y urgencias de atención primaria, 33 servicios de cuidados críticos y urgencias en los hospitales. Además, la red de transporte urgente incluye 460 unidades operativas, mientras que la red de transporte de pacientes críticos destina 12 ambulancias medicalizadas terrestres para las capitales de provincia y una en cada hospital comarcal, así como el apoyo del transporte aéreo interhospitalario para las grandes distancias.

Respecto a la plantilla de los dispositivos y servicios de cuidados críticos y urgencias en Andalucía, un total de 3.565 médicos y 3.069 enfermeras componen el conjunto de profesionales que atienden la demanda urgente.