.

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

Más de 350 expertos en Oncología y Hematología se reunierán mañana y el próximo sábado en Sevilla para analizar las principales conclusiones del último congreso anual de la Sociedad Americana de Hematología, en el que se constató que la asociación de Rituximab y la quimioterapia prolonga la supervivencia de pacientes con linfomas no Hodgkin, el cáncer más común del sistema linfático

Según informó hoy Roche en un comunicado, el estudio realizado por el doctor Herold, del grupo GLSG (grupo alemán para el estudio de los linfomas), revela que, por primera vez, existen posibilidades de curación para los pacientes con linfoma folicular, lo que supone «el primer gran avance», en este campo, «ya que hasta ahora no existía curación para este tipo de linfomas».

Así, hasta el momento presente para el tratamiento del linfoma no Hodgkin folicular sólo existían combinaciones de tratamientos que prolongaban la duración del tiempo hasta la recaída del paciente.

«Este estudio confirma ahora la ventaja de la combinación de Rituximab con quimioterapia, no sólo sobre la proporción de respuestas, sino también sobre la progresión de la enfermedad», señaló el doctor Canales, médico adjunto de Hematología del Hospital Universitario La Paz, quien destacó que, «en consecuencia, la inmunoquimioterapia con Rituximab se consolida así como la mejor opción terapéutica en el tratamiento de primera línea del linfoma folicular».

Este estudio, que fue presentado en el último congreso de la Sociedad Americana de Hematología, y muestra «datos decisivos» en la supervivencia de pacientes con linfoma no Hodgkin indolente. Se trata de un estudio realizado en 358 pacientes con linfoma indolente en fase avanzada, que no habían recibido tratamiento previo, y que fueron aleatorizados a recibir Rituximab asociado a quimioterapia o sólo quimioterapia convencional, con objeto de comparar la eficacia y toxicidad de ambos regímenes.

Ambos tratamientos fueron bien tolerados –con pocos efectos adversos graves–, si bien los resultados en el grupo tratado con Rituximab asociado a quimioterapia fueron «mejores que los del grupo tratado sólo con quimioterapia convencional, en todos los parámetros analizados».