.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La administración de erlotinib, comercializado por Roche como «Tarceva», en combinación con quimioterapia, mejora significativamente la supervivencia en pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado o metastático, según los resultados de un estudio presentados en el simposio sobre cáncer gastrointestinal de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), que se está celebrando en Florida (Estados Unidos).

Hasta la fecha, se trata del segundo tipo de tumor en el que «Tarceva» ha demostrado «beneficios claros», lo que convierte al fármaco en el primer tratamiento dirigido contra el factor de crecimiento epidérmico al mejorar la supervivencia en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico y pacientes con cáncer de páncreas, según informó hoy Roche.

El doctor Malcolm Moore, responsable del estudio y oncólogo del Hospital Princess Margaret de Toronto (Estados Unidos), destacó la importancia de esta nueva terapia, pues el tumor de páncreas es la cuarta causa de muerte por cáncer. Además, en Europa cada año se diagnostican 60.000 nuevos casos y las opciones de tratamiento actuales son limitadas, precisó.

El estudio –en fase III– ha demostrado un aumento estadísticamente significativo en la supervivencia (23,5 por ciento) de los pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado o metastático tratados con este fármaco y gemcitabina. En concreto, el 24 por ciento de estos afectados sobrevivió a los 12 meses, mientras que sólo el 17 por ciento lo hizo en el grupo de tratamiento único con quimioterapia.

Según la compañía farmacéutica, también se están realizando estudios aún en fases tempranas para observar los resultados del fármaco en otros tumores sólidos, como ovario, colorrectal, cabeza y cuello, cáncer renal, glioma y otros cánceres gastrointestinales.