.

PARIS, 2 (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Javier Gómez Muñoz)

El Ministerio de Sanidad francés prepara una campaña para concienciar a los jóvenes franceses de los peligros que conlleva fumar cannabis. «Muchos estudios demuestran que este producto es tóxico en el plano neuropsíquico y nuestro país es el que tiene un consumo más elevado», explica el ministro de Sanidad, Philippe Douste-Blazy.

Francia se sitúa como uno de los países cuyos adolescentes fuman hachís con más asiduidad. De los 850.000 jóvenes que lo fuman regularmente, 450.000 lo hacen todos los días. La alerta saltó entre los expertos al comprobar que la cifra de nuevos fumadores no se mantiene estable sino que crece, y la cantidad de droga también aumenta entre los que ya fumaban.

«Es un problema grave de salud pública para los jóvenes y es conveniente ser transparentes con los riesgos que se corren», opina Douste-Blazy, en una entrevista publicada por el diario «Le Figaro».

Dos de cada tres chicos (66%) y una de cada dos niñas (52%) han probado el cannabis, y se ha triplicado el número de chicos y chicas que lo fuman más de diez veces al año.

La campaña publicitaria, «la primera de Europa a esta escala», según el ministerio galo, pretende alertar a los adolescentes sobre los problemas de atención, motivación o memoria que implica fumar cannabis, y sus consecuencias en el plano escolar, deportivo o de relaciones con su entorno.

Los anuncios incluirán testimonios reales de ex consumidores de droga y el público al que se dirige la campaña es tanto el adolescente como sus padres.