.

MÉRIDA, 4 (EUROPA PRESS)

El director ejecutivo del Área de Naciones Unidas de Lucha contra el Sida, Peter Piot, señaló hoy que es «muy importante» que su institución continúe con el «diálogo intenso» que está manteniendo en la actualidad con la Iglesia sobre la utilidad del uso del preservativo para la prevención del VIH, y aseguró que para que la lucha contra esta enfermedad sea eficaz se requieren tres enfoques conjuntos: «fidelidad, abstinencia y uso del preservativo».

Tras mantener una reunión en Mérida con el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en la que analizaron la situación del Sida en el mundo y posibles fórmulas de colaboración para su erradicación, Piot indicó que algunos miembros de la jerarquía eclesiástica comparten la posición de ONU-SIDA y otros no, por lo que apostó por que continúe el «diálogo» actual sobre la cuestión «porque al final lo que se trata es de salvar vidas humanas, el mayor imperativo moral es salvar vidas humanas». Además, declaró que «dentro de la propia Iglesia» existe un debate sobre la utilidad del condón para la prevención del VIH.

En cuanto a la reunión mantenida con Ibarra, apostó por la intensificación de la colaboración entre las instituciones en la lucha contra la enfermedad. Según dijo, Extremadura apoya la tarea que está desarrollando ONU-Sida, que es el organismo de Naciones Unidas que se encarga de luchar contra la enfermedad en todos los países en desarrollo y Europa Oriental, aunque insistió en que en esta tarea «se necesita la aportación de muchas disciplinas».

Así, Piot, que también es miembro de la Academia Europea de Yuste, señaló la importancia de la colaboración de dicha institución para reflexionar y mejorar la situación de la enfermedad en Europa Oriental y en los nuevos países miembros de la UE, donde el Sida -según dijo- se está convirtiendo en una epidemia «malísima».