.

LONDRES, 5 (EUROPA PRESS)

Las mujeres que se someten a cirugía de implante de pecho tienen un 2,5% de riesgo de contraer una infección después de la operación, según un reciente estudio de la BBC.

Para las pacientes de cáncer que reciben una reconstrucción de seno, el riesgo es diez veces mayor, según un estudio de la Universidad de Geneva Hospitals, en Suiza, en el que participaron unas 10.000 personas.

La mayoría de las infecciones que sufrieron las pacientes eran infecciones agudas que se desarrollaron inmediatamente después de la operación. Otras infecciones surgieron meses más tarde o, en algunos casos, años después de la cirugía.

En la mayoría de las infecciones, el implante debe ser extirpado. Cuando se hace una reconstrucción del pecho después de recibir tratamiento contra el cáncer, el riesgo relacionado es mayor debido a que, por la radioterapia y quimioterapia, las heridas no cierran bien.

El informe de la investigación ha aparecido en la publicación Lancet Infectious Diseases. Según el estudio, las infecciones son causadas por implantes contaminados, la piel de la paciente o mala esterilización o poca higiene en la sala de cirugía.

La principal investigadora del estudio, Brigitte Pittet, indicó: «Las pacientes deben tener en cuenta que, igual que otros procedimientos invasivos que implican la implantación de material extraño, los implantes del pecho pueden llevar a complicaciones como una infección. (Pero) en buenas manos, las tasas de infección siguen siendo poco frecuentes».