.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las mujeres con un historial de partos por cesárea no corren un mayor riesgo de sufrir un posterior parto en el que el bebé nazca muerto, según un estudio de la Escuela de Medicina de Yale y la Universidad de Columbia que se ha hecho público hoy durante la reunión de la Sociedad de Medicina Fetal Maternal que se celebra estos días en Reno (Estados Unidos).

Según los investigadores, la muerte fetal es un problema subestimado responsable de más muertes perinatales que las complicaciones derivadas de los partos prematuros o del síndrome de muerte repentina infantil.

Los expertos explican que los factores de riesgo de la muerte fetal incluyen un historial de casos anteriores, una edad de la madre superior a los 35 años, el tabaquismo, el abuso de sustancias y sufrir diabetes, hipertensión o preeclampsia. Un estudio previo realizado por investigadores en Reino Unido mostró que pasar por cesáreas anteriores constituía un factor que aumentaba el riesgo de muerte fetal.

Los científicos decidieron confirmar esta investigación anterior utilizando datos nacionales procedentes de estudios sobre control de las enfermedades y prevención en combinación con certificados de nacimiento y fallecimiento entre 1.995 y 1.997.

Los investigadores utilizaron registros procedentes de 250.000 pacientes lo que supera a los 16.000 del estudio inglés y aunque no esperaban resultados diferentes a los de éste descubrieron que las operaciones de cesárea anteriores no elevaban el riesgo de futuras muertes fetales en los embarazos posteriores.