.

CÓRDOBA, 18 (EUROPA PRESS)

Unos 80 especialistas en Rehabilitación, Traumatología, Pediatría y Atención Primaria de Andalucía se reunirán hoy en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba con objeto de consensuar el abordaje de la escoliosis –curvatura lateral de la columna–, una patología que afecta más a las mujeres.

Según informó el Reina Sofía en una nota remitida a Europa Press, este encuentro, organizado por el servicio de Rehabilitación del citado hospital, se enmarca en la «I Jornada Médico Quirúrgica Sobre Escoliosis».

El coordinador de la reunión y jefe del servicio de Rehabilitación del hospital cordobés, Fernando Mayordomo, destacó que esta cita brinda a los profesionales implicados la posibilidad de avanzar en la delimitación de los distintos abordajes terapéuticos y quirúrgicos para esta enfermedad.

Según explicó, en los niños que presentan esta desviación lateral suelen sobresalir las costillas y las caderas más de un lado que de otro, además de producirse una asimetría de la cintura, hombros redondeados, pecho hundido y espalda con joroba. Además, entre las complicaciones que se derivan de esta enfermedad se incluyen igualmente algias vertebrales, la restricción de la capacidad respiratoria y problemas estéticos y psicológicos.

Junto al doctor Mayordomo, intervendrán en esta jornada el rehabilitador del Reina Sofía y moderador del encuentro, Manuel Arias; el jefe de sección de Rehabilitación del hospital cordobés, Vicente Castro, y el responsable de la Unidad de Columna del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Reina Sofía, Ildefonso González Barrios.

Por su parte, Manuel Arias indicó que a lo largo de este encuentro se tratará también la importancia de la detección precoz de la escoliosis en niños y adolescentes, las ventajas de los aparatos ortopédicos especiales, así como aspectos puntuales de las intervenciones quirúrgicas.

Igualmente, apuntó que las mejoras en los corsés en los últimos años, entre los que destacan el de Cheneau (de gran efectividad y que se adapta a las particularidades de cada paciente) y el de Boston (prefabricado), han dado buenos resultados y también que se evite la cirugía en casos en los que antes se hacía necesario.

El servicio de Rehabilitación del Reina Sofía atendió el pasado año a unos mil pacientes con escoliosis y, de éstos, a unos 150 se les indicó el uso de corsés, mientras que sólo dos pacientes necesitaron de una intervención quirúrgica.